Viernes 26 DE Abril DE 2019
Opinión

Guatemala no merece más güizachadas y moralejas

En campaña dijo que apoyaría a CICIG durante todo su mandato.

— Manfredo Marroquín

 

Triste y desmoralizante para un país tener que empezar un nuevo año con despropósitos y acciones que nos alejan de las metas que todo país civilizado busca como el Estado de Derecho, la democracia y el desarrollo. No conforme con ser por mucho el gobierno peor evaluado de la historia reciente, se apresta en su último año de gestión a cumplirle a toda costa a las redes y grupos a quienes cedió su poder, garantizarles la vuelta a un estado de impunidad total que erradique cualquier manifestación de independencia dentro de las instituciones que no logró poner bajo su dominio y que les obstruye sus planes de corrupción y negocios ilícitos.

Estamos pagando el costo de haber electo al frente del principal cargo público del país a una persona sin ninguna preparación ni mérito para ostentarlo, mucho menos para desempeñarlo con responsabilidad y dignidad. Tan es así que ni siquiera con tres años de ejercer en el cargo ha tomado conciencia del daño material, moral e institucional que le hace al país con sus acciones y/o lo que es peor, le vale un pepino.

Rodeado de figuras oscuras y de igual estatura intelectual y ética que él, Morales se ha quitado el maquillaje con el que ha desarrollado sus dos labores conocidas primero como cómico y ahora como presidente, ahora para presentarse tal cual es: un impostor que logró sorprender y engañar a la población diciendo mentira tras mentira.

En campaña dijo que apoyaría a CICIG durante todo su mandato, luego cuando se conoció que su hijo y hermano eran investigados por un caso de corrupción dijo que no sacaría a Iván Velásquez y semanas después lo hizo, luego dijo que apoyaba una CICIG sin Velásquez, pero ahora rompe unilateralmente el convenio.

Pudo haber mentido como lo han hecho muchos otros gobernantes, pero además de ello tuvo la oportunidad de mostrar algo más que engaños. Pero en ninguna área de la administración pública bajo su cargo hay avances o logros que merezcan ser mencionados. Es más en todos los indicadores de desarrollo el país muestra retrocesos que se reflejan el porqué se ha disparado la cantidad de migrantes a Estados Unidos al constatar que no hay expectativas de mejora en el país.

Con la decisión tomada el día de ayer, Jimmy Morales puso en evidencia su conducta ilegal frente al mundo entero al decir su canciller que no respetaban las decisiones de las cortes nacionales. Morales ya se puso del lado de la ilegalidad abiertamente y ahora deberá enfrentar las consecuencias sin importar el show circense al mejor estilo de un guion de Moralejas.

Etiquetas: