Martes 10 DE Diciembre DE 2019
Opinión

La cumbre de mandatarios

Al inicio de esta reunión, escuchamos los discursos demagógicos de los Jefes de Estado y de los empresarios.

Fecha de publicación: 22-11-18
Por: Miguel Ángel Albizures

 

Muchos sabemos que algunos Presidentes que asistieron a la Cumbre Iberoamericana, llegaron de forma ilícita, como el de Honduras, a la cumbre de sus países, otros por el voto equivocado o, quizás, inducido de sus pueblos. Por lo tanto, en la reunión de mandatarios que se realizó la semana pasada en La Antigua Guatemala, muy pocos representaban legítimamente a sus pueblos. De ellos, de denunciarlos, con pelos y señales, se hizo cargo el ingenio chapín que sobresalió, desde la llegada de los dignatarios a La Antigua Guatemala. Como esas cosas circulan, pero rápido se olvidan, las transcribimos para que juzgue usted a quién le tocó más duro. Qué verdades encierran estos mensajes, y lo que aún falta por decir de las barrabasadas que hacen los presidentes en sus países.

Uno, con el fondo de una iglesia, decía “¡Bienvenidos a Guatemala! País donde queman niñas, matan a sus campesinos e invierten más en balas que en educación”. Otro, “Bienvenido Ortega y Juan Orlando siéntase como en casa. Con los mismos pobres. Con los mismos corruptos. Con la misma impunidad”. Saludando a nuestro vecino, el Presidente de México, escribieron: “Bienvenido Lord Peña Nieto, siéntase como en casa. Aquí también mandan narcos, el gobierno quema jóvenes y el presidente es un chiste”. Y que conste que eso no es mentira. Pero también hubo algo para el rey “Bienvenido Rey de España. Siéntase como en casa. Bueno, sí en su casa. En este país aún no salimos de la colonia”. Y para el presidente del país exportador “Bienvenido Iván Duque, siéntase como en casa. El presidente de Guatemala también es títere de militares”.

A todos los señalados, muy sonrientes, les importa un carajo lo que digan de ellos, mientras puedan seguir en el guacamolón de sus países, pensando que engañan al pueblo. El pueblo no se engaña, sabe qué es lo que sucede y qué es lo que quiere, en muchos casos, no les aguantan más, como sucede con los Presidentes de Guatemala o de Honduras, pero falta la chispa que incendie la pradera. Y esa chispa cuesta que se prenda, posiblemente todos terminen su periodo, pero pasarán a ocupar las páginas negras de la historia patria.

Al inicio de esta reunión, escuchamos los discursos demagógicos de los Jefes de Estado y de los empresarios, congraciándose por la realización del evento que finalizó sin pena y sin gloria alguna. Pese a lo fundamental de los temas propuestos como prioritarios: Migración, cambio climático, transparencia e igualdad de género, no se llegaron a acuerdos sustanciales que impliquen un compromiso real por parte de los mandatarios, sobre todo en el tema de la corrupción que está perjudicando el desarrollo económico y social de los países del continente, pues como dijo “nuestro” presidente “Lo mejor de la vida viene después de la presidencia”. Y no es cuento, se enriquecen a costa de los recursos del pueblo.