Viernes 14 DE Diciembre DE 2018
Opinión

Cumbre de Educación Superior en Las Américas

Transformando y avanzando a la sociedad a través de la educación superior.

— Roberto Moreno Godoy
Más noticias que te pueden interesar

 

Hoy les saludo desde Cartagena, Colombia, en donde participo en una Cumbre de la Educación Superior, organizada por LASPAU (www.laspau.org), entidad afiliada a la Universidad de Harvard, y otras organizaciones. Este evento, que busca replantear el rol actual y futuro de las universidades, está dirigido a académicos responsables de la toma de decisiones y a líderes de gobierno y del sector empresarial de América Latina y el Caribe. Esto es crítico para lograr que las casas de estudio de la región tengan el impacto esperado. Como señaló Fernando Reimers, Presidente del Consejo Académico de la Cumbre y Profesor de Educación Internacional de Harvard, el encuentro reunirá a autoridades universitarias y líderes de otros sectores en una discusión participativa y abierta sobre los desafíos existentes para asegurar que las universidades en este hemisferio tengan mayor vinculación con el sector productivo y con las comunidades de las que forman parte, de forma tal que pueda gestarse un ecosistema de innovación y desarrollo, que contribuya a la productividad y competitividad. Las instituciones educativas habrán de sufrir transformaciones para tender estos puentes, asegurar la calidad y pertinencia de sus programas, incorporar formas alternativas de gestión, generar nuevos canales de comunicación y atender a grupos cada vez más diversos de estudiantes.

Nuestras sociedades enfrentan inmensos retos y están a la búsqueda de respuestas a una infinidad y diversidad de cuestiones. Buscamos resolver asuntos vinculados con la pobreza, paz, democracia, transparencia, justicia, crecimiento económico, reducción de las desigualdades, agua, producción y consumo limpio, seguridad alimentaria, ambiente y clima, energía, salud, educación, género, ordenamiento territorial, migraciones, ciudades sostenibles e inclusión digital, solo para listar algunos de ellos. Es evidente que en América Latina tenemos muchas cosas en común y afrontamos desafíos similares, por lo que la colaboración entre colegas, instituciones, sectores y naciones puede ser de gran beneficio. El trabajo entre pares puede ser determinante para aprender de otros y encontrar salidas sostenibles y eficaces a los múltiples problemas que nuestras comunidades enfrentan. Las universidades tienen el potencial para contribuir a hacer del mundo y de la región un mejor lugar para vivir. Su aporte radica en poner la ciencia y la tecnología al servicio de la sociedad. Para ello, necesitan un sólido capital humano, un portafolio académico relevante, nuevos enfoques y un mayor acercamiento con otros. Las expectativas son muy altas.

Esta Cumbre permitirá reflexionar y socializar iniciativas innovadoras, forjar alianzas institucionales e ilustrar casos exitosos. La agenda a desarrollar es muy rica: reinventando el rol de la universidad; las instituciones de educación superior como motores de desarrollo económico; la educación y la construcción de la paz, nuevos esquemas para preparar innovadores; tensiones y contradicciones sobre el rol de la universidad; formando ciudadanos; y, el uso de big data e inteligencia artificial en la educación superior. Me corresponderá participar en un panel sobre colaboración entre sectores para abordar problemas complejos. La investigación y la academia tienen mucho que aportar para evaluar opciones y a que las soluciones tecnológicas planteadas sean adoptadas y sostenibles, ya que los problemas complejos casi siempre requieren cambio de comportamiento para su solución. Adicionalmente, la mayoría de estos asuntos pasan por temas de política pública. Por ello, convertir la investigación en información accionable que promueva la toma de decisión basada en evidencia es clave.

Etiquetas: