Viernes 14 DE Diciembre DE 2018
Opinión

Cumbres de gobernantes y emprendedores

— editorial
Más noticias que te pueden interesar

A principios de esta semana, en La Antigua Guatemala, se celebró la XIV Cumbre Regional de la Cámara Internacional del Comercio (ICC por sus siglas en inglés), que abrió el ciclo de reuniones del sector privado previo al XII Encuentro Empresarial Iberoamericano y la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, que se llevan a cabo desde ayer miércoles en nuestro país.

La ICC apoya a las empresas y a los gobiernos en la búsqueda de soluciones de políticas públicas, que les permitan enfrentar los desafíos actuales: 1. Demostrar cómo el comercio internacional, la inversión y la globalización pueden contribuir al crecimiento incluyente; 2. Promover la sostenibilidad a través de las empresas; 3. Defender la apertura de las economías para mejorar los niveles de vida de todos; 4. Promover el Estado de derecho y una buena gobernanza; y 5. Impulsar la innovación y la economía digital para el crecimiento económico y la creación de empleos.

Asimismo, la ICC afirma que, actualmente, sus principales preocupaciones son el proteccionismo comercial, los nacionalismos exacerbados y el debilitamiento de las instituciones multilaterales, extremos que fueron abordados durante la referida XIV Cumbre Regional de la ICC, a la cual asistieron representantes de Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Honduras, España, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, España y Guatemala.

En el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, al cual asisten 650 empresarios, se debate el papel del sector privado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, el comercio y la inversión como elementos de prosperidad y desarrollo, el ecosistema digital como pilar estratégico para el crecimiento económico, la sostenibilidad como elemento clave en la estrategia de ciudadanía corporativa, el empoderamiento de la mujer y el programa iberoamericano de movilidad de talento y capital humano, entre otros asuntos.

En tanto que en la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, cuyo lema es “Una Iberoamérica prospera, inclusiva y sostenible”, a la cual asisten 17 Jefes de Estado y de Gobierno, numerosos cancilleres y más de 40 observadores y líderes de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del Banco Mundial (BM), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económicos (OCDE) y del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), entre otros, se abordan temas que conciernen a la región y se emitirá una declaración final acordada por los asistentes, así como una serie de comunicados especiales y un programa de acción para la cooperación iberoamericana.

Sin duda, el emprendimiento responsable y visionario es vital para lograr un crecimiento económico importante, así como el desarrollo sostenible que la ONU lo define como la satisfacción de “las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Asimismo, la reunión de gobernantes reviste singular importancia, porque, a pesar de las diferencias políticas e ideológicas que existen entre los gobiernos democráticos de la región, la cooperación inteligente entre las naciones iberoamericanas para lograr objetivos comunes y compartidos de buen gobierno, prosperidad y paz es incuestionable y fundamental. Una meta impostergable es que se restablezca la democracia institucional en aquellos países en los que se han instaurado y consolidado tiranías opresoras, abusivas, intolerantes y espoliadoras.

Etiquetas: