Jueves 20 DE Junio DE 2019
Opinión

El Presupuesto del Estado 2019 (II parte y final)

Esta propuesta de presupuesto vulnera sectores claves sociales que necesitan educación pública.

Fecha de publicación: 10-11-18
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

 

Al parecer las autoridades de gobierno están muy lejos de comprender la crisis económica que vive el pueblo de Guatemala en los actuales momentos. Y por lo visto, lejos de implantar medidas antidepresivas de la economía hace los esfuerzos necesarios para continuar con el despilfarro de los recursos del Estado. La Comisión legislativa respectiva que aborda el tema del Presupuesto de Ingresos y Gastos de la Nación 2019, con su dictamen apunta en esa dirección. Falta ver cuál es la decisión final del Congreso de la República. El día de ayer, viernes 9 de noviembre, a partir de las siete de la mañana, en el Hotel Panamerican, se realizó el Foro Análisis del Presupuesto del Estado 2019. En este foro se discutió el proyecto de presupuesto que privilegia a ciertos sectores económicos y políticos del país, por cierto minoritarios –entre los que se incluyen al Ejército de Guatemala y al sindicato vendido de Joviel Acevedo en la educación pública– y otros sectores clientelares afines al actual ‘statu quo’; en un año electoral. Por otra parte, esta propuesta de presupuesto vulnera sectores claves sociales que necesitan educación pública, más allá de la educación primaria y especialmente atenta contra el presupuesto de la única Universidad del Estado, con cobertura nacional, la tricentenaria Universidad de San Carlos de Guatemala –Usac–, y a los ministerios de Salud Pública y a los órganos del Estado, en especial al Organismo Judicial y a instituciones como el Ministerio Público y la Procuraduría de los Derechos Humanos, que han jugado un papel fundamental en la lucha de nuestro pueblo en contra de la corrupción y la impunidad. Son ganadores en el presupuesto aprobado por la Comisión de Moneda y Finanzas, ministerios como el de Educación, que favorece al Sindicato de Maestros dirigidos por el impresentable Joviel Acevedo y secuaces y de gente como la del sindicato del Congreso de la República y aliados y castiga a los trabajadores de la Salud Pública y a los médicos del sector público y a la comunidad universitaria de todo el país, naturalmente de la Usac; entre otros. En el foro participaron como ponentes, la licenciada Andrely Cisneros (IIES-Usac), una joven investigadora que nos ilustró sobre el comportamiento del PIB en los últimos años y del devenir de los ingresos tributarios y específicamente cómo estos últimos no han acompañado el ritmo de crecimiento del PIB nacional. El doctor Edgar Balsells Conde (IPN-Usac), con su experiencia y ‘expertise’ como ex ministro de Finanzas Públicas señaló varias anomalías que el Pacto de Corruptos ha continuado implementando al interior del Aparato del Estado y los diputados Enrique Álvarez (Bloque Convergencia) y Carlos Barreda Taracena (UNE), ambos se refirieron a la parte meramente política al interior del Organismo Legislativo. El politólogo Álvarez hizo un análisis de las fuerzas políticas que apoyan el presupuesto nacional planteado, como sectores claramente aliados en contra de la lucha contra la corrupción y la impunidad y expresó la necesidad que el presupuesto del Estado, a su interior, responda a sentidas necesidades de los sectores de mujeres y campesinos del país. Por su parte, el economista y diputado Barreda Taracena, dijo con claridad que el presupuesto aprobado por la comisión respectiva respondía a intereses vinculados con el Ejército de Guatemala, que entre otras maravillas se encargará de remozar tres hospitales por el módico cobro de Q120 millones de quetzales, entre las ampliaciones a su propio presupuesto. Además, dijo que el presupuesto aprobado por la propia comisión del Congreso tiene dedicatorias específicas para ciertos diputados cuyos proyectos fueron incluidos sin ambages ni cuestionamientos por la comisión mencionada. Señaló a diputados, que tienen nombre y apellido de Quiché, Santa Rosa y Baja Verapaz, si no me equivoco. Es por ello, que la comunidad universitaria, no debe bajar los brazos, pues la Usac y el gremio de los médicos del Estado son los más perjudicados, en tanto se beneficia al Ministerio de Desarrollo, de pobre ejecución en este año, la cual da vergüenza y que por ello precisamente es beneficiado, lo mismo que el Ministerio de Relaciones Exteriores. Sin comentarios.