Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Opinión

¡Muera la inteligencia!

A propósito del presupuesto Usac.

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

 

Aquella estridente y criminal frase resonó en mis oídos, al conocer el proyecto de presupuesto público 2019, presentado por el Organismo Ejecutivo y “afinado” en connivencia por un grupo de diputados afines a bancadas regresivas y cercanas al pacto de corruptos, que siguiendo una vieja receta de las dictaduras: castigar con el presupuesto público a quienes no suscriben la mediocridad gubernamental. Aquella sentencia –no escrita– se ha aplicado en el pasado a municipalidades encabezadas por la oposición o disidentes de la hermandad de turno en el poder. A la misma Usac, no se le entrega cabal el cinco por ciento de asignación constitucional. En cambio los gobiernos mediocres e ineptos, como el actual, siempre han buscado guarecerse en las enaguas militares y ganar el favor de masas empobrecidas, para mantenerse en el poder. Acuden a los “regalos” con dineros públicos, que no resuelven, pero alegran a las masas que se muestran agradecidas al benefactor. La casta que ahora hace gobierno, –una mezcla– de corruptela, extremismo religioso y políticos venales, no escapa a la vieja receta. Y para demostrar su lealtad a la milicia y amor por los pobres. Incluyó en la propuesta presupuestaria, un aumento significativo en la asignación a los militares, duplica el monto de las transferencias condicionadas e incrementa la asignación para donar raciones alimentarias. Nada sostenible. Pura demagogia. La milicia es absolutamente inservible a los intereses patrios, corrupta e improductiva. Con los pobres la idea es que sigan siéndolo. Prueba de ello es que la propuesta no recoge nada para el acceso popular a activos productivos o al incremento de la productividad y el mercado campesino. Paternalismo puro y duro. Además oportunidad para negocitos. Por el contrario la maniobra presupuestaria, rebaja recursos a justicia y Usac. Queda claro. Estamos cercados por tribunos de escaso cacumen y mucha ambición personal, seres de intereses leoninos. Ni Ejecutivo ni parlamentarios afines, han hecho propuesta historia alguna. Crear nuevas universidades públicas por ejemplo.

Lejos de ello, ahora envían un mensaje a los universitarios: cejan con eso de protestar por la democracia y contra la corrupción, o su presupuesto irá en decremento. Debemos rechazar este nuevo bochorno congresil. A movilizarnos por un presupuesto público de orientación democrática, progresista. Que impulse desarrollo, dinamice economía campesina. Un presupuesto digno a Usac y Sistema de Justicia. Basta de presupuestos clientelares, hechos a la medida de los Bac, Galdámez, Linares, Arzú, Yax, Morales Cabrera y corifeos empresariales. La Usac nos necesita y debe contar con apoyo social y popular. ¡viva la inteligencia!

Etiquetas: