Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Opinión

¡Felicitaciones a los 48 cantones!

“El que pinta pared y mesa demuestra su bajeza”.

— Luis Figueroa
Más noticias que te pueden interesar

 

No ha sido suficientemente aplaudida, ni elogiada la decisión de prohibirles a los partidos políticos que pintarrajeen piedras, paredes, paredones, puentes y edificios privados y públicos durante el proceso electoral de 2019. La decisión la tomaron los dirigentes de los 48 cantones de Totonicapán y sería genial que fuera emulada en otros departamentos del país.

¡Ninguna agrupación política debería tener la idea de que puede ensuciar y pintarrajear a su antojo! No solo porque “quien pinta pared y mesa demuestra su bajeza”, sino porque ¿cuál es el mensaje subyacente de aquel tipo de prácticas brutales y contaminadoras? El mensaje es que a los dirigentes políticos que permiten que sus seguidores hagan pintas, y a los que animan a sus seguidores a hacer pintas “les importa un bledo” ensuciar, afear y causar daños. Ese mensaje debería poner a pensar a los electores. Si así actúan estos políticos con tal de conseguir el poder, ¿qué otras barbaridades van a hacer cuando tengan el poder? O como diría mi abuela: Si así son las vísperas, ¿cómo serán las fiestas?

No es solo que las pintas repugnantes son vacías de contenido programático; sino que son mensajes claros de que “yo hago lo que me da la gana, cuando me da la gana, porque puedo”. La gente que permite y promueve esas pintas entre sus partidarios, es la misma gente que cuando llegue al poder va a comprar medicinas vencidas, va a inaugurar rampitas, va a construir puentes y caminos de mala calidad, va a favorecer el clientelismo y el mercantilismo, va a elevar y a multiplicar los tributos y va a repartir plazas entre amigos, compadres, familiares, amantes y socios, ¿por qué? ¡Porque puede! Porque nadie le paró la mano cuando pintaba y ensuciaba.

Cuando he viajado por Guatemala durante un proceso electoral y he hablado con la gente, he notado un disgusto generalizado; pero pasivo contra las pintas. Ese disgusto debe materializarse en condenas claras, acciones y rechazo electoral contra los grupos e individuos que manchen y embadurnen con su
propaganda y su insolencia.

¿Hoy visitaste luisfi61.com?

Etiquetas: