Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Opinión

Thelma Aldana compró un edificio chueco, al mejor estilo de los corruptos

Según las encuestas, la imagen de Thelma va en picada.

Fecha de publicación: 19-10-18
Por: Gonzalo Asturias Montenegro

Siendo fiscal, Thelma Aldana compró un edificio chueco para el Ministerio Público (MP) en la zona 5 capitalina, de la misma forma en la que los corruptos realizan las compras-ventas con el Estado. El representante de la empresa vendedora, es Mynor Enrique Lobos Agustín, de 24 años de edad, residente en Villa Nueva, quien tiene 60 representaciones legales de empresas guatemaltecas (52 activas) y de 41 empresas offshore. Todo luce a que se trata de un testaferro de empresas diversas, inclusive de cartón, al estilo de casos semejantes denunciados en los Jueves de CICIG.

El edificio de seis plantas solo cuenta con un ascensor y con una estrecha escalera de 1.17 metros de ancho, la cual no permite el tráfico fluido de personas, ni una rápida evacuación en caso de terremoto. (¿Compraría usted una oficina en un edificio de seis niveles que solo tenga un ascensor? ¡Claro que no! ¿Qué estaría pensando Thelma para adquirir un edificio de precarias condiciones, que ni siquiera tiene pozo propio, sino que se abastece de agua del condominio vecino, aunque ya tramitó el deficiente suministro de Empagua?)

Siete meses después de consumada la compra-venta (no escriturada por el Escribano de Cámara), cuando la fiscal Aldana dejó el cargo, el edificio aún no lo había ocupado el MP porque no estaba concluido. ¿Cuántos millones de quetzales ha desembolsado ya el MP y cuántos más tendrá que invertir para ponerlo en condiciones de habitabilidad comercial? ¡Del carajo!

La compra-venta se consumó al precio del avalúo del Dicabi, avalúo que el MP solicitó el 3 de enero de 2017, pero que increíblemente fue realizado el mes anterior a la solicitud, el 16 de diciembre de 2016, por un monto de Q35,100,029.23. Un año después, cuando el MP revisó la documentación de la compra-venta se dio cuenta que el avalúo no pudo haber sido hecho un mes antes de que este fuera solicitado, por lo que hizo cuadrar las fechas mediante una nueva resolución.

Previendo que esta compra-venta es una brasa caliente, la actual fiscal, María Consuelo Porras Argueta, solicitó un avalúo a la Contraloría General de Cuentas (la cual contrató a la empresa Serto, que ofreció el mejor precio para la valuación), el cual arroja un monto bastante menor al del precio de la compra, un avalúo que es por un monto de solo Q.31,500,076.97, el cual incluye ya las mejoras y acabados de las inversiones millonarias que el MP ha realizado. El monto de este avalúo presentado por la Contraloría es semejante al valor reportado por parte de la Dirección de Catastro y Administración del IUSI de Q31,339,311.81.

En este articulo yo solo menciono los aspectos de forma, porque los de fondo (origen de los fondos para la construcción del edificio, si hubo o no sobrevaloración y coimas) son un asunto que debe de averiguarse.

Entre tanto, hay investigaciones internacionales sobre la posible participación de Mayra Véliz, brazo derecho de Thelma en la Fiscalía, en el otorgamiento de pasaportes falsos por parte de la Dirección General de Migración a un sin número de personas, incluida una familia rusa, detenida en Guatemala. (El MP/CICIG se negaron a investigar a fondo a Cutino International, que fue la empresa intermediaria, que tramitó los pasaportes de la familia rusa en Migración)

Previamente, una testigo protegida reveló que Thelma Aldana, del brazo de un famoso narcotraficante, cuyo desfalcó al IGSS era público, visitó a escondidas (si no había nada qué esconder por qué la clandestinidad del o de los encuentros) al ministro Alejandro Sinibaldi, cuyos robos y aspiraciones presidenciales eran bien conocidos. No pienso que el encuentro fuera para hablar de las bellezas naturales de Guatemala o de la conveniencia de pagar los diezmos, salvo que todavía fuéramos bebés de teta, que no lo somos.

Una encuesta de la firma CID Gallup, realizada en la primera semana de septiembre (antes que saltara el affaire del edificio de la zona 5), mostró que la imagen favorable de Thelma cayó de enero a septiembre de 51 a 37 por ciento, en tanto que al mismo tiempo aumentó a 25 por ciento su imagen desfavorable.

La prensa independiente, así como Soy 502 o Nómada, por rigor intelectual y para no traicionar el espíritu de 2015, deberían investigar a fondo el entramado de Thelma Aldana, sobre todo ahora que hay investigaciones en curso. ¡Atrévanse porque la anticorrupción no tiene ideología!, es un asunto de principios; y también porque es importante abrir el clóset para ver si en él hay o no esqueletos. Mientras esto no ocurra, Thelma goza del beneficio de la duda y de la presunción de inocencia.

Termino apuntando, que la empresa panameña que aportó el edificio a la empresa vendedora tiene el curioso nombre de Dolcetto Capital. En español, Dolcetto significa golosina. (En su sano juicio, ¿le pondría usted a una empresa financiera internacional el nombre de Golosina S.A.? ¡A mí me suena a juerga!) Dolcetto es la palabra que usan los niños en Italia para pedir dulces en Halloween, diciendo dolceto o scherzetto (Trick or treat en inglés; o golosina o travesura en español). Concluyo con una pizca de buen humor diciendo que como la compra se consumó unas semanas antes de Halloween, no creo que los vendedores le dijeran a Thelma Dolcetto (golosina) o travesura! ¿Pero… será que alguien se engolosinó con la travesura? (En el mejor de los casos, hay que recordar que la mujer del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo).

gasturiasm@gmail.com