Martes 19 DE Marzo DE 2019
Opinión

Pre-elecciones 2019 (Parte VI y final)

Forjar el poder constituyente popular para construir un Estado inclusivo y democrático.

— Franco Martínez Mont
Más noticias que te pueden interesar

 

Repasando las opciones electorales del centrismo, derechas y el potencial surgimiento de otro outsider, existe un escenario emancipatorio y rupturista que podría darse: tumbe de elecciones 2019.

Siguiendo este guion, el reformismo legislativo regresivo opera con toda su desfachatez antidemocrática, generando un descontento social generalizado (Ley en Materia de Antejuicio, reformas a la LEPP –despenalización del transfuguismo–, reformas a la Ley de ONG’s, Ley de Protección de la Vida y la Familia, Ley de Reconciliación Nacional y otras), donde la crisis política-institucional llega a su clímax, develándose nuevos casos de corrupción e impunidad por parte de redes económico-políticas-militares, se incrementan las organizaciones partidarias canceladas por financiamiento electoral ilícito, anónimo y no registrado por parte del TSE, MP y CICIG.

Los movimientos sociales y populares en conjunto con los colectivos urbanos toman las plazas, hay paros nacionales, la gente presiona en las calles e incide en las redes sociales para solicitar la renuncia de JM y sus secuaces corruptos.

Las luchas sociales del sector campesino, indígena y defensores del territorio son acompañadas por los universitarios, la clase media profesional, las organizaciones de jóvenes y los trabajadores.

El pueblo articulado en un bloque amplio convoca a una Asamblea Constituyente Plu-rinacional y Popular, desde donde se diseña un nuevo Estado y un modelo alternativo de desarrollo económico, sentándose las bases para un proceso refundacional con enfoque interclasista, multiétnico, siendo las mujeres sujetas de cambio social.

En estas condiciones de activación ciudadana y transformación política radical, las elecciones son insostenibles, la refuncionalización del sistema se ve rebasada por la democracia participativa, popular y comunitaria que no acepta remiendos al republicanismo agotado y a la partidocracia neoliberal.

Empero, existen una serie de amenazas para que este escenario se concretice, por ejemplo el carácter represivo del gobierno de turno, materializándose con ejecuciones extrajudiciales más en época electoral, el Pacto de Corruptos ampliado coopta o consolida la captura de entidades públicas claves (PDH, CC, TSE, MP, SIB, SAT y Municipalidad capitalina) desde donde se dirige una estrategia anticomunista para la persecución y asesinato de opositores políticos, activistas sociales y de derechos humanos que se oponen a la teatralidad electorera dominante, restaurando el establishment.

framont@gmail.com

Etiquetas: