Sábado 20 DE Octubre DE 2018
Opinión

Doble tributación

— editorial
Más noticias que te pueden interesar

La doble o múltiple tributación es el fenómeno que se presenta cuando una misma fuente, ya sea capital o renta, se grava en más de una ocasión.

En nuestra Constitución se prohíbe la doble o múltiple tributación, y se determina que esta existe cuando un mismo hecho generador atribuible al mismo sujeto pasivo, es gravado dos o más veces, por uno o más sujetos con poder tributario y por el mismo evento o periodo de imposición.

El Impuesto sobre la Distribución de Petróleo Crudo y Combustibles Derivados del Petróleo (IDPCCDP) grava el mismo hecho generador (la misma fuente) que grava el Impuesto al Valor Agregado (IVA), o sea la adquisición o compra de combustibles, cuyos precios en el mercado internacional están altísimos.

Por un lado, el IVA grava la compra de combustibles con un tipo impositivo del 12 por ciento, y por otro lado, el IDPCCDP grava la adquisición de gasolina superior con una tasa de Q4.70 por galón, de gasolina regular con una tasa de Q4.60 por galón, de gasolina de aviación con una tasa de Q4.70 por galón, de diésel con una tasa de Q1.30 por galón, de queroseno con una tasa de Q0.50 por galón y de gas propano con una tasa de Q0.50 por galón. Es decir que el Fisco recauda más, por doble vía, cuando los precios de los combustibles se elevan.

En 2004, la cuarta magistratura de la Corte de Constitucionalidad declaró inconstitucional y sin vigencia, por doble tributación, el IDPCCDP, no obstante fue emitido nuevamente por el Congreso.

Asimismo, el Congreso, durante el periodo legislativo 2008-12, emitió el Impuesto de Solidaridad (ISO), que sustituyó al Impuesto Extraordinario y Temporal de Apoyo a los Acuerdos de Paz (IETAAP), que, en junio de 2004, restableció con otro nombre el Impuesto a las Empresas Mercantiles y Agropecuarias (IEMA), que originalmente nació con el nombre de Impuesto de Solidaridad Extraordinario y Temporal (ISET).

Tanto el IEMA como el ISET fueron declarados inconstitucionales por la cuarta magistratura de la CC, en virtud de que ambos gravaban el mismo hecho generador que grava el Impuesto sobre la Renta (ISR), que es el ingreso de los contribuyentes. El ISO y el IETAAP están calcados en el IEMA y el ISET, por lo que también se les cuestiona por doble tributación.

Lo cierto es que conforme la crisis económica siga apretando, el alza de los precios del petróleo siga imparable, la devaluación de la moneda nacional con respecto al dólar estadounidense avance y los contribuyentes tengan menos en sus bolsillos para satisfacer sus necesidades básicas, las alegaciones en contra de la existencia de dobles o múltiples tributaciones aflorarán y tanto el Congreso como la CC tendrán la última palabra.

Cuando la economía va bien se aguanta con todo, hasta con el despilfarro y la corrupción, pero cuando va mal no se soporta ningún exceso ni abuso.

Etiquetas: