Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Opinión

La vivienda, un medio conque el Estado puede fortalecer la sociedad

Con motivo del Encuentro Nacional de Desarrollo –Enade–.

— Francisco Roberto Gutiérrez Martínez
Más noticias que te pueden interesar

 

El Estado –cualquier Estado– cuenta con tres medios para formar y fortalecer sociedad, siendo la sociedad la que hace viable y posible al Estado, constituyéndose, por tanto, en una simbiosis inseparable de las dos entidades: la sociedad y el Estado. La primera representada en el ciudadano, y la segunda en el Gobierno.

Esos tres medios antes mencionados son: la educación, el trabajo y la familia. En la medida que el Gobierno (como representante político del Estado), logra facilitar los tres medios, en esa medida el Estado funciona de manera adecuada. Y lo contrario; si descuida uno de los tres, el Estado se debilita y entra en crisis.

Hoy me refiero al tercero de los medios –la familia– la que subsume los otros dos, pues si la familia cuenta con trabajo digno, y facilidades de educar y educarse, se estarán cumpliendo los objetivos mencionados.

El apoyo del Estado a la familia, que dicho sea es asunto mandatorio constitucionalmente, parte de apoyar la institución del matrimonio y sus fines, estos son: la procreación y “sacar adelante” a la prole. Otro apoyo lo da el Estado cuando el Gobierno eleva el nivel cultural y ético de la sociedad (ahora en crisis). Y otros asuntos también importantes para la familia son la seguridad (en toda su concepción), y la facilitación de instrumentos para que la familia alcance sus fines, entre ellos la consecución de vivienda, la provisión de espacios físicos para distracción y práctica de deportes, la integración en comunidad y, por supuesto, la libertad, con la que esa familia decide lo que dentro de su cultura y costumbres considera lo más conveniente.

Si el Estado cumple con todas las materias indicadas, especialmente utilizando los tres medios: educación, trabajo y familia, estará decididamente cumpliendo con el fin de la política, que puede resumirse en el esfuerzo por buscar la superación social, alcanzar el bien común y la armonización de la convivencia humana.

Una estrategia fundamental para el fortalecimiento de la familia es el facilitarle la consecución de vivienda, en la que la familia cimenta su “hogar”. Esa facilitación de vivienda la logra el Estado cuando promueve estrategias financieras, fiscales, legales y de normativas que lo hagan viable. La experiencia guatemalteca ha demostrado la inconveniencia de que sea el Gobierno el encargado de construir vivienda a las familias, especialmente a las mas pobres. Pero sí está en sus posibilidades que el Estado (en su entidad nacional y municipal) promueva las normativas para que esas familias logren una vivienda. Entre estas posibilidades una de las más adecuadas es, sin duda, el facilitar la infraestructura básica (agua, drenajes, electricidad, etcétera), para que la construcción de la vivienda se realice con mas facilidades.

Hoy día algunas municipalidades del país han complejizado la tramitología para licenciar la construcción de vivienda, inhibiendo con ello las posibilidades para que las familias logren su proyecto; pongo el ejemplo de Quetzaltenango, importante ciudad en la que la normativa hace sumamente complicado y costoso el trámite para una vivienda; debido a ello muchas familias se trasladan a municipios vecinos (Salcajá, La Esperanza), en donde los trámites son más simples, aun sin perder el rigor para el cumplimiento de los elementos esenciales que requiere una construcción de vivienda segura y digna.

Es penoso que las autoridades municipales no comprendan las ventajas de la facilitación de vivienda, ventajas que como dicho antes fortalecen el Estado desde la familia, y que además movilizan la economía como pocas industrias lo logran.

Tengo la esperanza que el Enade que se realizará esta tarde en un hotel de la capital sirva para reflexionar, promover y facilitar decisiones en bien de la familia que no cuenta con vivienda. Y no es poca cosa, pues más de un millón y medio de personas la necesitan.

Etiquetas: