Martes 19 DE Marzo DE 2019
Opinión

Intereses oscuros…

Selectividad, sesgo, señalamientos injustificados, testigos falsos, tergiversación de información, prisión preventiva sin pruebas, y mucho más, no es justicia…

— Carlos A. Rodas Minondo
Más noticias que te pueden interesar

El hecho innegable de combatir el cáncer de la corrupción a toda costa, ha cegado a muchas personas, y muchos caen en la posición de dar una imagen de ignorantes o estar del lado de los que pensamos promueven un falso socialismo para acabar con el sector productivo del país, hablando de la CICIG. El hecho es que de una vez por todas los que siguen creyendo en la CICIG y su comisionado, deberían de entender que es una total y rotunda farsa, una mentira con abuso de poder y su objetivo responde a una agenda oculta que lleva otros fines. Hablando de todo este tinglado de situaciones adversas para Guatemala, que sufre más confrontación que nunca entre su población, es oportuno mencionar que los casos de proyectos y negocios del Estado con proveedores señalados no todos son realmente como lo pintan o quieren hacer ver a la población. El caso del proyecto “Agua mágica” del lago de Amatitlán es un caso ejemplo, en donde la CICIG desvirtuó totalmente la realidad y la verdad, desde la consecución hasta la ejecución del mismo, haciendo creer a la población que fue una burla total, una estafa completa, en donde se robaron los recursos, el dinero pagado, vendiendo una total mentira. Se hizo ver a la población, que creyeran en la estafa del siglo, por el hecho de tener a Roxana Baldetti como protagonista principal, porque ciertamente utilizó el proyecto para ganar todo tipo de beneficios y promoverse políticamente en un proyecto que sería de gran impacto para el país. Desafortunadamente, de todos es sabido sobre Roxana Baldetti, su mala reputación en otros casos de corrupción en su gestión como Vicepresidente, casos seguramente ciertos y de los pocos positivos de la gestión de la CICIG, de los cuales deberá pagar las consecuencias y sentencias respectivas. Sin embargo, en este proyecto participaron personas honorables, profesionales capaces y con las mejores intenciones de trabajar por el país, que hoy pagan algunos injustamente prisión preventiva. Empresarios y profesionales que participaron en el Proyecto, tal es el caso del embajador de Israel, la empresa Tarcic del empresario Mario Tarcic, y su representante Uri Roitman, y el señor Hanan Elraz científico de la fórmula. Se realizaron pruebas con una fórmula más que probada y exitosa en Europa y otros países del primer mundo. El producto y solución pasó por pruebas y se invirtió en ocho plantas de tratamiento en puntos estratégicos aledaños al lago para mantener una continua y constante descontaminación. Uno de los objetivos principales era que la fórmula y su ejecución funcionaran activa y positivamente atacando un proceso de contaminación dinámico ocasionado por el ingreso continuo de desechos por diferentes fuentes, ríos como el Michatoya, fábricas y población de las orillas del lago. Como mencionamos, el proyecto se realizó profesional y adecuadamente con costos de ejecución altos, y con el propósito principal de beneficiar al lago, su población y a Guatemala con un impacto ambiental de beneficio futuro para el país. Desafortunadamente, entre los involucrados adicionales a los empresarios, diplomáticos y profesionales mencionados anteriormente, la empresa AMSA (Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del lago de Amatitlán) con tintes políticos y donde un actor principal hermano de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, empañaron toda una gestión de un proceso y proyecto realizado exitosa y profesionalmente. A ninguno de los empresarios honorables, como Mario Tarcic, su representante en Guatemala Uri Roitman conocido en las altas esferas como consultor y asesor en seguridad, el científico israelí Hanan Elraz, ni el propio Embajador de Israel en Guatemala, empresarios exitosos y honorables, les interesaría participar en un negocio fraudulento, porque no lo necesitan, ni conviene manchar su reputación y poner en riesgo su nombre. Hay que entender que todo el actuar de la CICIG, lleva otros fines. Solo se ha logrado confrontación entre la sociedad, incertidumbre y malas condiciones para la inversión. Ojalá y como muchos queremos, que de verdad tuviéramos una CICIG que trabajara contra la impunidad en Guatemala…

Etiquetas: