Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Opinión

¿Tu nombre inmortal?

Esa luz redonda es un hoyo lleno de luna.

— Anabella Giracca
Más noticias que te pueden interesar

Cantando el himno nacional a todo pulmón; participando en un concurso de poesía… O haciendo el acróstico P A T R I A L I B R E, no se consigue país (menos vistiendo de “típico” a los patojos).

Hoy celebramos la independencia sin independencia, sin libertad, sin emancipación. Sesenta por ciento de pobreza en el silencio. Miles de deportados, en el silencio. Sequía y hambruna, en el silencio. ¿Está la “soberanía” en peligro a causa de la CICIG? (risa). ¿Es deshaciéndose de Iván Velásquez como nos independizamos? (risa). ¿Es la lucha personal de algunos por sobrevivir a su propia guerra la que marca nuestros tiempos? Se olvidaron de la patria, la dejaron regada por ahí. Delincuentes con bandera nacional quemándose en su pecho. Inventando historias. Sembrando miedo. Tiempos de incertidumbre, de latente represión
y dictadura. ¿Independencia? ¡No me diga!

En terrenos baldíos, colonias y caseríos retumban los tambores, platos, trompetas y algún triangulo extraviado. Batonistas satinadas. Bum, bum. Jóvenes que no han logrado sin choque sangriento colocar a la patria en un trono de amor. ¿Militares patrullando sombras? ¿Independencia? (risa).

Pero bueno, ante esta debacle, mejor un regalo a su nombre inmortal: 15 poemas de Humberto Ak’abal:

  1. Las hojas de los árboles tiñen la voz. / Por eso el canto de los pájaros es verde. 2. Estos versos tristes / vagan solos en esta página, / ella no está / y yo estoy ausente. 3. Quisiera dejarte mi corazón así como está: roto / con el sueño de que talvez la grieta pudiera servirte de: puerta. 4. Tu desnudez se vistió de río, / saliste limpia, / y el agua se quedó morena. 5. Olvido, esta es una palabra bella que no sirve para nada. 6. El corazón me hace bulto en la espalda / de tanto suspiro. 7. Yo no hablo solo, / platico con las palabras que has dejado en el patio de la casa. 8. Si no fuera por el sol, / los pobres hace tiempo que hubieran muerto de frío. / De hambre se muere poco a poco. 9. No es que las piedras sean mudas: solo guardan silencio. 10. Las veredas de mi pueblo se le enredan a uno entre los pies. 11. La luna busca algún agujero en las casas de adobes, / entra / y se sienta en el suelo. 12. Venados, conejos, quetzales, palomas, bejucos, flores y arbolitos. / Ponchos de pura lana de chivo. / Tejidos momostecos / soñar envueltos en ellos es como si te durmieras en el monte.
  2. La justicia no habla en lenguas mayas, / la justicia no desciende a los pobres, / la justicia no usa caites, / la justicia no camina descalza por caminos de tierra.
    14. A nosotros los indios nos ha hecho famosos el odio de los imbéciles. 15. Esa historia no la cuento; / la lloro.

PD: ¿Independencia? Si queda alguna, se viste con la voz de los pueblos que hoy alzan su demanda con valor. Con ánima fiera.

Etiquetas: