Jueves 14 DE Noviembre DE 2019
Opinión

El gran engaño

“No hay peor delito en la justicia, que la injusticia, porque la degeneración de la misma no tiene límites”..

Fecha de publicación: 08-09-18
Por: Jaime Arimany

Los habitantes de los países llamados del tercer mundo recibimos educación planeada y estructurada por las naciones desarrolladas, la cual contiene elementos que convencen a los intelectuales actuales, que ya recibieron ideas basadas en sofismas y luchan con una buena voluntad, pero sin darse cuenta del juego a favor de los intereses de los países del primer mundo.

Lo lamentable es que han convencido a líderes comunitarios a realizar una lucha para sacar de la miseria a sus pueblos, dándoles enseñanzas y ofertas motivadoras, que si se aplican, al principio darán resultados, pero que con el paso del tiempo serán efímeros, no así para los líderes quienes lograrán una gran riqueza, que en gran parte estará escondida en otros países, pero que con el paso del tiempo, condenarán a la gran mayoría de la población a una pobreza sin oportunidades para salir de ella; esa situación ha sido demostrada por quienes la han aplicado, como ejemplos tenemos a China por ocho décadas y casi un siglo en Rusia; Cuba, después de sesenta años tiene educación de sometimiento y de desaliento, que da origen a no exportar alimentos, ni productos originados en la industria textil o metalúrgica ; Venezuela, rica en petróleo, ha perdido las fábricas que tenía, llevando a sus habitantes hacia una vida de pobreza y sin trabajo; con una población desesperada gracias a un sistema planeado por los países ricos y desarrollados, que inició hace veinte años, llevando pobreza a un pueblo que, a pesar de su enorme riqueza petrolera, busca emigrar; quien no puede hacerlo, gobierna y es cooperador, o sufre de una situación económica estancada que desmotiva al espíritu empresarial, base del desarrollo.

Estimados lectores, si no me creen hablen con los emigrantes venezolanos que viven en nuestro país, muchos de ellos son profesionales universitarios, que esperamos nos ayuden con sus conocimientos.

En los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1959 representé a nuestro país en natación, visité en Caracas una armadora de automóviles de la GM, Ford también tenía una. En el año 2007, se vendieron 491 mil 899 vehículos nuevos en Venezuela, en el año 2017, fueron 2 mil 076.

¿Qué podemos esperar nosotros, si establecemos un sistema semejantes a los modelos cubano y venezolano, si actualmente tenemos una agricultura manual y una industria metalúrgica y mecánica incipiente?

Necesitamos una población con una educación mínima de trece años, compromiso firmado en México antes de Confintea VI por la ministra de Educación Ana de Molina, que establezca un sistema educativo que produzca un cambio de actitud en los estudiantes.

En 1986 montamos un taller mecánico con más de 50 operarios, por ello afirmo, que si los entrenamos, tendremos mecánicos capaces de realizar toda índole de trabajos, así como contamos con los mejores albañiles y perforadores manuales de túneles del mundo, estos últimos de una categoría tal, según me contaba el gran Ingeniero Italiano del grupo Gela, Mario Chiovatero (†) quien vino a dirigir los trabajos del proyecto Xayá Pixcayá, que venían personeros de la empresa, para ver si era cierta la velocidad reportada en el avance de perforación de los túneles, que conducen agua hacia la capital.

La educación social ha sido dirigida para mantenernos subdesarrollados, ahora atacan los principios constitucionales de la justicia, ignorando que “No hay peor delito en la justicia, que la injusticia, porque la degeneración de la misma no tiene límites” (JFAR).

jfarimany@hotmail.com

Etiquetas: