Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Parafraseando

A propósito de la Iniciativa 5,300.

Fecha de publicación: 07-09-18
Por: Álvaro Castellanos Howell

Escuché a un patojo chispudo abordando el tema de las reformas a la Ley de Antejuicio. Fue en un restaurante de la llamada
“comida rápida”.

Conforme avanzaba en su alimentación, como que subían de calidad sus cuestionamientos. Era imposible no escucharlo pues estaba a la par, frente a su amigo, en una de esas mesas largas para muchos comensales.

Detalles, al parecer, irrelevantes, empezaron a fluir desde que abrió la cajita donde estaba su primer alimento.

–  “La iniciativa 5,300 me indigna”, dijo.

Recordar hasta el número de iniciativa de una ley, me pareció de entrada, esperanzador. Uno muchas veces cree, que los “millennials” no se interesan mucho por la coyuntura política. Este caso fue un claro ejemplo de mi equivocado paradigma.

– “¿Cómo así que no es oportuno discutir en este momento reformas a la ley de antejuicios? ¡Esas reformas no son oportunas ni aún en tiempos de absoluta paz y quietud!” (los decibeles subieron un poco).

– “Ni hoy, ni ayer, ni nunca, se puede justificar que los diputados quieran arrebatar funciones que no les competen. Ahorita, solo alguien, no con cara de mula, sino realmente mula, no entendería que los diputados tienen claras intenciones de controlar todo”.

– “Mano, yo ya estoy hasta el case con estos diputados. No son todos, pero sí la mayoría. Estuve hablando anoche con mi hermano Jorge, y como aquel ya controla estos temas constitucionales, porque dicen que ahora en los privados de la Facultad de Derecho están preguntando un montón de Constitucional, me dijo que ese proyecto, en caso fuera aprobado a rempujones, no dura ni una semana vigente, pues seguro vienen las anticonstitucionalidades”.

– “Si se supone que el antejuicio es eso, un juicio antes del juicio, hasta mi otro brother, el más pequeño, entiende que eso no es materia de un diputado, sino de un juez.  El Jorge me terminó de aclarar todo: se trata de que a un funcionario no le metan una denuncia falsa solo para botarlo del cargo. ¿Quién puede juzgar eso?  Mano, obvio. Pero ahora resulta que estos legisladores creen que pueden juzgar a jueces, por ejemplo”.

– “Yo seré estudiante del último año de Economía, pero ¿quién no ve clarísimo que este proyecto 5,300 es una vergüenza, que hace más ilegítimo a ese Con-grueso?

Ya por levantarse, me atreví a preguntarle: disculpe joven, usted parece muy informado. ¿Por qué le interesa tanto el tema? Respuesta: “anoche estuve escuchando Sin Filtro en Guatevisión, y me quedó claro que mientras nos perdemos con otros temas que más parecen chismes, los congresistas se preparan para meternos un gran gol. Buen provecho”.

Etiquetas: