Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Opinión

CACIF se allana a pacto de corruptos

Demagógico subterfugio:  respeto a institucionalidad.

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

No fue sorpresa el público apoyo que empresarios “organizados” expresaron a las desesperadas medidas pro-corrupción que suscribió, Morales Cabrera, en nombre propio y de secuaces Morales Cabrera. Al verlo y escucharlo, me daba la impresión, que quienes movían los hilos, estarían hondamente satisfechos con el mensaje. Saboreando su obra, apoltronados en pútridas curules u observándolo en televisores de cien pulgadas, enclavados, en magníficos apartamentos, mientras pesan merca o cuentan sus dineros; los “más trabajadores” lo verán, recién descendiendo del helicóptero en la finca de monocultivo; los cuadros medios, se solazarán en las bodegas del contrabando. Así, que el “solapado” espaldarazo de los privados, al decadente gobierno de Morales Cabrera y su intención de debilitar la lucha contra la corrupción, no movió el piso de nadie. Simplemente confirmó que nada ha cambiado en mentes y conciencias allá por La Cañada y aledaños. Envalentonó a Jimmy. Eso sí. Este cierra fronteras y planea un golpe a los órganos de control, recostado en la decrépita milicia y un maloliente Congreso. El gastado argumento, empresarial, de respetar la institucionalidad, nos recordó, sus anquilosados discursos de respeto y defensa de la institucionalidad –durante el gobierno de Lucas García– mientras el pueblo moría a bala y tortura militar. Nada nuevo bajo el sol.

¿Por qué la democracia, asusta tanto a los empresarios? Entorpecen deliberadamente la lucha contra corrupción e impunidad. Sabotearon las Reformas Constitucionales del sector Justicia; propalan que somos iguales ante la ley. Sin embargo, operan como elites inmunes. Imponen sus normas y cuando se les aplican, argumentan, desestabilización y proximidad del comunismo. Hipocresía política a ultranza. Quizá su temor proviene de intuir en la democracia funcional, un germen de cambio y eso en mentes petrificadas provoca perturbadores delirios. Prefieren, el conservadurismo medieval, oscuro y arcaico; gobiernos mediocres –como el actual– Ejército sumiso y poco inteligente, Congreso corrupto, aquello les da paz, facilita evasión fiscal y negocios lícitos e ilícitos. Es esta la única explicación, para arropar las torpezas de Morales Cabrera, ínfimo y suicida presidente. Le prometen el triunfo, aun y cuando están claros de sacrificarlo. Lo han transformado en kamikaze. Le lavaron el coco, está dispuesto a morir –políticamente– pero con la satisfacción de haber hundido al país.

Jimmy nos avergüenza, sin embargo, el año pasado dedicaron ENADE a enaltecer sus dotes probos, ya en lo oscurito habían financiado la elección a espaldas del pueblo y TSE. Acá no tenemos empresarios, acá perviven mercantilistas jurásicos, evasores y depredadores, custodiados por milicos y políticos.

Etiquetas: