Lunes 10 DE Diciembre DE 2018
Opinión

Pre-elecciones 2019 (Parte III)

Sandra Torres debe trascender la política social, entrarle a  la estructura económica y fiscal.

— Franco Martínez Mont
Más noticias que te pueden interesar

En el preludio de los comicios 2019, el sistema electoral se atomiza aún más (diez binomios presidenciales confirmados y harán su debut y ¿despedida? cuatro nuevos partidos políticos), con un multipartidismo de papel mojado, arrinconados por los delitos de financiamiento electoral ilícito, anónimo y no registrado, y donde un segundo escenario pre-electoral lo encarna la UNE: el retorno de los verdes a la guayaba.

Bajo este marco, Sandra Torres es la candidata presidencial del partido con mayor estructura partidaria, es la “oposición” y segunda fuerza legislativa, cuenta con un grupo de técnicos de carrera, tienen presencia territorial, experiencia en Gobierno, y donde no se vislumbran alianzas.

Torres es apoyada por una hibridez política y empresarial (caciques de la ex DCG, FRG y PAN), por “hombres de negocios” tanto del sector tradicional como emergente ¿quién figura como su Vicepresidente?, y académicos de centro-izquierda operan como asesores externos.

En términos pragmáticos, el acarreo de votos para Torres está afincado en áreas urbano-marginales del departamento de Guatemala y organizaciones comunitarias de mujeres, beneficiarias de la Instancia de Cohesión Social y Mifapro, programa que Torres gerenció de manera autoritaria –pero efectiva–, astutamente sin ser cuentadante y con poca transparencia.

Torres nunca ha dejado de hacer campaña electoral, realiza giras permanentes en territorios rurales, maneja un discurso populista enfocado en las políticas sociales del Estado, tiene influencia notable en los órganos del partido –alineados a los diputados nuevos y distritales– y es una candidata que desde la lógica de USA puede darle estabilidad al sistema político –el costo de apoyar indirectamente a JM ha sido muy alto– para impulsar la agenda neoliberal de megaproyectos en el sector extractivista, energético, infraestructura y agroindustria.

Ahora bien, Torres y la UNE tienen una serie de amenazas para adueñarse de la poltrona presidencial, recolonizar el Congreso y las municipalidades.

Por ejemplo, existen posibilidades de que el TSE cancele el partido, tras la publicación que realizó InSight Crime “El dinero de Los Zetas y la campaña de Colom” pueden haber imputaciones penales por parte del MP y la CICIG contra Torres, más solicitudes de antejuicios contra varios diputados y alcaldes por financiamiento criminal en 2007, 2011 y 2015.

Finalmente, hay fuertes disputas de poder en la UNE y la participación de Thelma Aldana la perjudica en las urnas. Continuará…

framont@gmail.com

Etiquetas: