Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Portación de armas un derecho constitucional

El derecho de portación de armas es sagrado en las democracias liberales.

— Danilo Parrinello
Más noticias que te pueden interesar

En la Constitución de los Estados Unidos, la democracia por antonomasia, en su Segunda Enmienda se consagra el derecho de tener y portar armas. Dicha “Enmienda” dice así: “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado Libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas”. Se garantiza, sin condiciones restrictivas, y así se protege al pueblo de que el Estado abusivamente quisiera limitar principios fundamentales de la República, la tenencia y portación de armas. Ese derecho es básicamente para defender la vida y la hacienda de los ciudadanos frente a los delincuentes y el Estado. Tienen en EE. UU. como principio que su país es una República y que el poder del Estado no puede nunca centralizarse en una persona como sucede en las dictaduras de izquierda: Cuba, Venezuela o Nicaragua.

En Guatemala la tenencia y portación de armas es una garantía Constitucional desde el año 1921, cuando en la “Constitución Política de la República de Centroamérica” Decretada el 8 de septiembre de 1921, por los diputados de Guatemala, Honduras y El Salvador encontramos el Artículo 44 que dice: “Toda persona tiene derecho de portar armas, sujetándose a las leyes de policía”.

En la Constitución de Guatemala sancionada el 15 de septiembre de 1965, firmada para su cumplimiento por Enrique Peralta Azurdia, en su Artículo 68 dice: “El derecho de portación de armas será regulado por la ley. No constituye delito o falta tener en domicilio, armas de uso personal no comprendidas en las prohibiciones legales”. Queda claro que es un derecho la tenencia y portación de armas. Es un derecho ancestral contenido en la ley.

En la Constitución de la República decretada por la Asamblea Nacional Constituyente de la que me honra haber sido parte, el 31 de mayo de 1985 se estableció el derecho a la tenencia y portación de armas. Dice el Artículo 38 “Se reconoce el derecho de tenencia de armas de uso personal, no prohibidas por la ley, en el lugar de habitación. No habrá obligación de entregarlas, salvo en los casos que fuera ordenado por un juez competente . Se reconoce el derecho de portación de armas, regulado por la ley”.

En una dictadura no tienen derecho los ciudadanos a la portación de armas, eso daría poder al pueblo de sublevarse en forma armada o a defenderse efectivamente. Si en Cuba hubiese ese derecho la más vieja dictadura del Caribe ya hubiera caído. Lo mismo sucedería en Venezuela o en nuestra hermana República de Nicaragua. Es por eso que los dictadores no permiten ni la libre emisión del pensamiento ni la portación de armas. Debemos estar vigilantes porque hay incluso militares socialistoides que pregonan que solo el Ejército y la Policía debieran tener el
monopolio de las armas.

Nota Política: De los casi 30 partidos los analistas ven solamente diez que podrán con posibilidad participar. De ellos hay cinco que competirán seriamente. Ahora de los probables candidatos: Zury Ríos, Alejandro Giammattei, Luis Velásquez Quiroa, y Sandra Torres tienen posibilidades serias de ganar. Mi candidato, el único que entiende cómo sacar adelante al país, continúa consolidándose.

P.S. Liberen ya a Max Quirin y Juan Chiroy.

Etiquetas: