Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Magnífica interpretación de la OSJI en los Altos

“La Orquesta Sinfónica Juvenil Intercultural de Guatemala (OSJI) es un proyecto sociocultural impulsado desde 2012 por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), con el objetivo de promover y fortalecer la formación académica de jóvenes músicos guatemaltecos, de ambos sexos y diversas etnias, mediante la realización de campamentos de profesionalización musical de alcance nacional”.

— Francisco Roberto Gutiérrez Martínez
Más noticias que te pueden interesar

De esta  manera reza la explicación que ASIES hace de este maravilloso proyecto en el que decenas de jóvenes de distintos territorios del país son identificados en sus aptitudes musicales para,  “acorde a una previa convocatoria y un riguroso proceso de evaluación de audiciones”, se integren como orquesta, cada uno con su instrumento y conocedores de las partituras a interpretar, dirigidos por directores de orquesta alemanes y guatemaltecos que cooperan con este proyecto. Para ello se les concentra por unos días en un campamento, en el que juntos interpretan las melodías, cuya partitura estudió cada uno en su registro. Con esta convivencia se logra que los jóvenes al volver a su comunidad de origen,  sean agentes de cambio cultural, divulgando su experiencia de trabajo en equipo;  y conocedores de la música académica  que han estudiado y compartido. Un claro resultado de la experiencia vivida por los 47 jóvenes que en esta cuarta ocasión tuvieron la vivencia, es que logran elevar su calidad interpretativa y en general su formación musical, así como el haber conformado una orquesta sinfónica, lo que les lanza a una vivencia extraordinaria en todo sentido.

Como sabemos, escuchar música culta modifica el estado de ánimo reduciendo niveles de estrés, estimulando la concentración y en general activando el cerebro en distintas áreas, provocando finalmente un buen estado de salud. Y para los músicos, el interpretar música en un grupo coadyuva al aprendizaje de trabajo en equipo, a respetar la participación del otro, a coordinar; todo ello provoca un sentido de asociatividad, lo que resulta fundamental como ejemplo  de una sociedad funcional, en la que cada individuo aporta lo suyo al conjunto social.

Los 47 músicos de la OSJI –de edades entre 14 y 30 años–  que participaron en este IV campamento provienen de Chimaltenango, Escuintla, Guatemala, Quetzaltenango, Retalhuleu, Sololá, Totonicapán, Sacatepéquez y Alta Verapaz. Y los instrumentos que utilizan son el violín, la viola, el chelo, el contrabajo, la flauta, el clarinete, el oboe, el fagot, la trompeta, el corno francés, el trombón, la tuba y la percusión.En esta ocasión los conciertos fueron realizados los días 26, 27 y 28 de julio; dos de ellos en Quetzaltenango, y uno en Totonicapán. Los escenarios fueron la Catedral y el Teatro Municipal de Quetzaltenango, y en Totonicapán el Palacio Municipal.

En el programa musical de la Catedral de Quetzaltenango interpretaron la Novena de James Swearingen; el Ferrocarril de los Altos de Domingo Bethancourt; la Suite No. 1 de Carmen de George Bizet; Moon River de Henry Mancini; un concierto de cuerdas de Pergolesi; Noche de Luna entre Ruinas de Mariano Valverde, y Luna de Xelajú de Paco Pérez. La interpretación que hicieron de estas melodías mereció de parte del público una prolongada y atronadora ovación.

En esta ocasión la OSJI fue dirigida por el Director invitado, Walter-Michael Vollhardt, de origen alemán y con vasta experiencia en dirección de orquestas juveniles;  y como Director asistente participó Melvin Rodrigo Guzmán Piedrasanta, violonchelista quetzalteco integrante de la orquesta sinfónica comunitaria de Florida Central, en donde actualmente completa sus estudios doctorales en Ciencias Antropológicas; Melvin Guzmán es Licenciado en Arqueología y posee una Maestría en Antropología.

La OSJI es un proyecto ejemplar que impulsa ASIES con los  “campamentos” de los jóvenes de la Orquesta Sinfónica, los que viene desarrollando desde el año 2012. Felizmente ASIES ha decidido continuar con ellos, para lo que se requerirá de más y mayor apoyo institucional, pues su impacto es trascendente.

Etiquetas: