Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Sombras se proyectan sobre La Aurora

— editorial
Más noticias que te pueden interesar

La reciente manifestación de interés de la ANADIE, Agencia Nacional de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica, acerca de sus intenciones de modernizar el Aeropuerto La Aurora ha levantado sospechas por doquier. Resulta difícil de entender que luego de un largo sueño invernal, esta dependencia pretenda ahora desarrollar en corto tiempo todos los proyectos que dejó de ejecutar  desde que fue creada hace unos seis años. De lo poco que sabe de la supuesta modernización de La Aurora, es que la ANADIE está pensando en un proyecto en el cual un inversionista privado diseñaría las mejoras a la infraestructura existente, construiría estas mejoras con sus propios recursos, operaría luego las instalaciones durante un tiempo determinado mientras recupera su inversión y finalmente transferiría al Estado de regreso la infraestructura mejorada.

En teoría, un proyecto ideal para una alianza público-privada; en la práctica, un proyecto que levanta demasiadas dudas dada la falta de credibilidad del gobierno que lo está proponiendo; las negras sombras que la Dirección General de Aeronáutica Civil proyecta sobre esta operación; las profundas dudas acerca de todo lo que se relaciona con el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda; y la pésima experiencia que se ha tenido con la participación de inversionistas privados en Puerto Quetzal y Santo Tomás de Castilla. Otra cosa sería si todas las condiciones anteriores fueran las opuestas y si  existiera un marco normativo general bien definido, en donde no quedaran dudas acerca de las condiciones en la que se realizaría la operación, se garantizara una licitación competitiva, transparente y beneficiosa para el Estado, la adecuada repartición de riesgos entre Estado y operador y la protección de los intereses de todas las partes involucradas. Sin embargo, en lugar de ser más prudentes, las máximas autoridades de la ANADIE prefieren ponerse a dar saltos mortales que a completar el primer proyecto en la historia de esta institución. Factores que las máximas autoridades de esta agencia no han sabido valorar adecuadamente dentro del proceso de construcción de confianza en torno a las APP’s y de credibilidad de la ANADIE.

 

Etiquetas: