Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Lula o Bolsonaro

Lula ¿de la cárcel a la presidencia?

— Danilo Parrinello
Más noticias que te pueden interesar

La geopolítica, que sin entenderla tanto gusta a algunos, presenta un panorama interesante antes las inminentes elecciones en Brasil. Si todo va como parece regresa Luiz Inácio Lula da Silva a la presidencia de la República Federativa de Brasil, quinto país más extenso del mundo que ocupando la mitad del subcontinente sudamericano y con una población de 202 millones de habitantes es el sexto país más poblado del mundo. Lula en todas las encuentras puntea con gran diferencia sobre sus rivales políticos.

Conozcamos un poco a Lula. El Brasil, del que me enamoré a primera vista, era un país poco incluyente en lo político como en la económico pero con un gigantesco potencial que no lograba despegar hasta que en 1978 en Sao Paulo la fábrica de camiones Scania fue a la huelga encabezada por un líder sindical conocido como Lula. Las huelgas estaban prohibidas desde que los militares llegaron al poder en 1964. Esa huelga fue la primera de un tsunami de huelgas provocadas por razones económicas pero cuyas repercusiones fueron políticas. A raíz de la huelga alentada por Lula nació el “Partido de los Trabajadores”. El PT no resultó un partido solo para los trabajadores; allí se amalgamó gran parte de la sociedad brasileña que buscaba una economía incluyente, no solo una política inclusiva. El PT se aprovechó de la apertura que los militares concedieron. No ganó en su primera participación donde triunfó Fernando Collor, ni en la segunda ni tercera, que ganó Henrique Cardoso. Fue en 2002 que Lula ganó la presidencia.

Todo iba bien para el PT hasta que la protegida de Lula, Dilma Rousseff, exguerrillera, llegó a la presidencia e inició una danza de corrupción. No importó que se redujera dramáticamente la pobreza ni que la desigualdad bajara notoriamente. Tampoco importó que Brasil pasara a formar parte del BRIC: Brasil, Rusia, India y China. Gracias a la investigación “Lava Jato” famosa en el mundo entero gracias a “Netflix”, la que indignó a la población; la justicia sacó a Dilma del poder y encarceló a Lula.

En el otro extremo está un personaje de ultraderecha conocido como “Trump tropical”, Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal, exmilitar, diputado desde hace 20 años y que odia al PT, propicia el regreso de los militares al gobierno, el uso de la tortura y de la posibilidad que los ciudadanos se armen. Es racista, machista, homofóbico, insulta a los negros. Ha logrado hacer una campaña exitosa gracias a las redes sociales y a sus 5 millones de seguidores. Ocupa la segunda posición atrás de Lula. La izquierda y la derecha tradicionales no representan ya al votante brasileño. La izquierda está atrapada en las redes de Lula ya que o es él o nadie. Su segundo, si Lula no participa no reúne ni el tres por ciento de los votos y el presidente Temer no llega al uno por ciento. Para el Brasil es: Lula o Bolsonaro.

Nota política: Thelma Aldana, al borde de un ataque de pánico porque Encuentro por Guatemala aún no le confirma que será su candidata. Por su parte, Zury optimista visitando bases; Luis Velásquez Quiroa sin darse abasto recibiendo simpatizantes; Giammattei en silencio estratégico; Mulet moviéndose en el interior. Mi candidato listo para saltar a la palestra.

Liberen ya a Max Quirín y a Juan Chiroy.

Etiquetas: