Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Opinión

XII Censo Nacional de Población y VII de Vivienda (I parte)

Esta información que la población brinda servirá para impulsar políticas públicas, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos.

— Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Más noticias que te pueden interesar

Finalmente, después de doce años se realizarán los censos, uno demográfico y otro de vivienda. Gobiernos como el anterior del Partido Patriota, más interesado en saquear el erario público que conocer la realidad de nuestra población, sus características y la forma en la que habitan el territorio, no era un tema de importancia para ellos. Y no lo era, pues no estaban preocupados en realidad, de implementar políticas públicas en base a datos estadísticos que nos proporcionaran las evidencias para tratar de resolver los ingentes problemas de todo tipo que agobian a nuestra sociedad en las dos primeras décadas del siglo XXI.

Del 23 de julio al 16 de agosto del año en curso, se realizará el XII Censo de Población y el VII de vivienda. Un censo es un proceso por medio del cual se realiza el conteo y diagnóstico de todas las personas y viviendas de un país, de forma simultánea y en un periodo de tiempo determinado, con el propósito de saber cuántos somos, dónde y cómo vivimos y en qué trabajamos. Esta información que la población brinda servirá para impulsar políticas públicas, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos. Con el censo tendremos una imagen real de toda la población y viviendas del país, identificaremos a la población que necesita servicios de salud y educación, nos dará información sobre la oferta y demanda de empleo en los departamentos y los municipios del país. Conoceremos cuántas personas se autoidentifican como mayas, xincas, garífunas, afrodescendientes, ladinas o extranjeras. Toda esa información servirá para crear políticas, planes, programas y proyectos de desarrollo, deseablemente. Las principales características del censo son: En Guatemala se realizará un censo de jure o de derecho, el cual consiste en registrar a las personas en su lugar de residencia habitual. Se hace por medio de una entrevista individual, que registra el conteo y la información de las personas y viviendas por separado. El censo debe incluir a todas las personas, nacionales o extranjeras, que estén presentes y/o residan dentro del país al momento del levantamiento censal. El levantamiento de la información debe tener la característica de la simultaneidad, es decir que debe realizarse del 23 de julio al 16 de agosto del año en curso en todos los municipios del país. En los países desarrollados y en los más serios subdesarrollados la periodicidad de los censos nacionales de población y vivienda deben ser hechos cada diez años.

Por medio de la boleta censal, se recopila la información útil para el censo, durante la entrevista que realizan los censistas en cada hogar. Contiene preguntas sobre las viviendas, los hogares y las personas. Los datos recopilados estarán protegidos bajo el secreto estadístico y se utilizarán únicamente para generar información estadística. Participan en el censo, todas las personas que residen en el país, brindando información veraz a los censistas en respuesta a las preguntas establecidas en la boleta censal. Podrán responder a los censistas la jefa o el jefe de hogar o una persona mayor de 15 años que se encuentre en la vivienda al momento del censo y conozca la información de todos los miembros del hogar. Además participará el equipo del censo (coordinadores, supervisores y censistas), recolectando los datos de la población. Abrámosle las puertas de nuestro hogar a los censistas, que estarán debidamente identificados. Es para contar con datos para la superación de la sociedad guatemalteca.

Continuará…

Etiquetas: