Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Pobreza y corrupción

El estancamiento económico social se inicia con una enseñanza equivocada, al no tener principios y valores cristianos, cuya base es amar al prójimo como a nosotros mismos.

— Jaime Arimany
Más noticias que te pueden interesar

Se vive de una gran intensidad política en España y en casi toda Latinoamérica. Considero dos factores para el deterioro social, el primero, la situación en que viven millones de personas, un estado de pobreza enorme y sin educación, lo que les impide salir de esa agobiante situación. Por ello, millones de centroamericanos ven como su único escape huir con su familia a EE. UU. El segundo, que está ligado con el primero ya que por su situación económica muchos trabajadores son presionados por individuos poderosos, ambiciosos y criminales a faltar a las leyes morales y jurídicas, a cometer actos, delitos y abusos en sus ocupaciones al ser extorsionados con amenazas y pagándoles por su cooperación, lo cual los destroza moralmente al convertirlos en sus cómplices y esclavos.

El estancamiento económico social se inicia con una enseñanza equivocada, al no tener principios y valores cristianos, cuya base es amar al prójimo como a nosotros mismos, a través del cumplir con los diez mandamientos.

En nuestros países, se le ha enseñado a la mayoría de profesionales un sistema económico equivocado, les presentan y apoyan ideas que se ven buenas, sintiéndose tanto evangélicos como católicos ser excelentes cristianos, sin darse cuenta de que sus conocimientos se basaron en sofismas, sin percatarse que cometen errores; los que tuvimos la suerte de tener como maestros a personas sabias, inclusive religiosos, vemos como se autoengañan al apoyar leyes como el salario mínimo, creyendo ayudar al prójimo más pobre, cuando este impide el desarrollo económico. Alemania después de la Segunda Guerra Mundial en el año 1948 solo quitó el salario mínimo un día domingo para evitar que los países “aliados” lo impidieran; el ministro de economía Erhard sabía que era imposible sacar de la miseria a un país pagando sueldos que aumentan el valor de venta de sus productos, porque los clientes no están dispuestos a pagar más por un producto, si otro, aunque sea de una nación enemiga lo vende más barato. En EE. UU. los trabajadores eligieron a Trump porque los norteamericanos preferían comprar productos más baratos de la China, aunque sus compatriotas se quedaran sin empleo.

Hace dos semanas expuse el problema que tuve con fiscales y jueces de Escuintla, quienes dictaron resoluciones absurdas, entre otras emitir orden de captura a una abogada quien puso “persona de mi conocimiento” y no el número de pasaporte del salvadoreño representante de la empresa cliente del bufete. A otros, sin haber realizado un estudio del caso, como tomar en cuenta que el derecho de uso y posesión de un terreno solo lo da el Registro de la Propiedad.

Un abogado que mencioné en ese artículo me demandó penalmente por calumnia, probablemente no ha escuchado la grabación donde menciona a fiscales, juezas y MP tanto de Escuintla como de la Capital al ofrecer un servicio para resolver el caso, por una transacción de dinero conocida por su tipo como corrupción y chantaje. Ese “abogado” ya fue procesado, penalmente, por extorsión, chantaje y cohecho pasivo. Nos veremos pronto.

Licenciado: Por su profesión sabe que elPeriódico no tiene responsabilidad por lo que publicamos los columnistas, al acusarme penalmente por lo escrito sobre usted, me obliga a dilucidar su situación ante los tribunales de justicia. La grabación de su chantaje demostrará que no mentí; mejor ayude a CICIG, sea testigo protegido, porque allá, donde usted sabe, hay cloacas que están sujetas al brazo largo de la justicia.

Etiquetas: