Lunes 25 DE Marzo DE 2019
Opinión

¿Verdades o mentiras?

¿O “mentiras falsas”?

— Alvaro Castellanos Howell
Más noticias que te pueden interesar

No hablaré de una de las más recientes expresiones inolvidables de nuestro presidente. De “antología”, como tantas otras. Así, como cuando dijo, por ejemplo, que no había que perseguir a las personas, sino al delito (23/10/17).

Hoy me refiero más bien, a comentarios o afirmaciones que ha hecho el presidente Trump, en relación a temas de inmigración.

Un video disponible a partir del 17 de mayo del año en curso, en YouTube, bajo el título “Chris Cuomo fact-checks Trump’s claim on immigration” evidencia un par de falacias presidenciales.  Cuomo es uno de los analistas políticos y periodistas más importantes de CNN.

Por ejemplo, el señor Trump afirmó que tenían que dividir a las familias de inmigrantes ilegales en las fronteras, porque el Partido Demócrata había aprobado una ley que obliga a dicha división.

Pero resulta que después de una cuidadosa verificación de datos, Cuomo llega a la conclusión que la afirmación de Trump es falsa. Ciertamente, en 2008, durante la administración de George W. Bush, se aprobó por congresistas demócratas y republicanos, una ley que, con supuestas buenas intenciones, estaba diseñada para proteger a menores provenientes de Centroamérica que pudieran ser víctimas de trata de personas.

Dicha ley garantizaba para cada niño, una audiencia de inmigración para verificar que venían por su propia voluntad. Pero empezaron a ser tantos niños cruzando la frontera, que el tiempo y las circunstancias hicieron, al aplicar dicha ley, que se empezaran a separar o dividir las familias. Es decir, no era algo que necesariamente se buscara de manera intencional en gobiernos anteriores.

En cambio, Cuomo hace una clara distinción de lo que ocurrió bajo la actual administración. El presidente Trump sí decidió voluntariamente dividir familias en la frontera, siguiendo el consejo de su Procurador General (Attorney General), Jeff Sessions. “Si no quieres que te separen de tus niños, entonces no vengas ilegalmente y no los traigas ilegalmente”.

Ciertamente, un Estado está en su derecho de aplicar y hacer cumplir las leyes. Pero cualquier política pública en ese sentido, debe ser congruente con la dignidad de las personas. Ante todo, si ese Estado se jacta de ser una auténtica democracia.

Trump, antes de irse esta semana a las reuniones de la OTAN, relacionó claramente la inmigración con el crimen. Insinuó claramente que una forma de combatir el crimen es combatiendo la inmigración ¿otra mentira falsa?

 

Etiquetas: