Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Candidatos presidenciales a seis meses de la convocatoria a elecciones

Resultado de la encuesta Cid-Gallup.

— Gonzalo Asturias Montenegro
Más noticias que te pueden interesar

A seis meses de la convocatoria a elecciones generales, “la vieja política”, que aún no muere, tristemente domina el partido, que juega contra la “nueva política”, que aún no tarda en aparecer plenamente, en un escenario en el que los monstruos nos golean. Tal y como están las cosas hoy, nuestro próximo Presidente Constitucional de la República podría ser una dama porque, de momento, tres mujeres encabezan en el país las opiniones favorables. Una encuesta de Cid-Gallup, realizada en mayo pasado, midió la imagen y el nivel de conocimiento y de opinión favorable y desfavorable de distintos personajes de la vida pública de Guatemala. Este fue el resultado. Thelma Aldana encabeza la lista teniendo, en la fecha de la encuesta, 40 por ciento de opinión favorable, y 14 de desfavorable. En segundo lugar irían, Sandra Torres con 37 de opinión favorable, y un mortal 46 por ciento de desfavorable; y Zury Ríos con 36 y 21. Por el margen de error de la encuesta, Zury y Sandra irían empatadas.

Luego vienen estos otros tres personajes políticos: Alejandro Giammattei con 30 de opinión favorable, y 25 desfavorable; Nineth Montenegro con 24 y 17; y Juan Gutiérrez con 17 y 16. A todos ellos les sigue un pelotón muy largo de otros políticos, pero, de momento, la atención debe prestarse a los punteros. Los demás son relleno. Inflar un candidato (una imagen, un nombre) con un techo de campaña limitado, será, en la elección del año entrante, una misión imposible. Por ello, no queda más que barajar los nombres de las personalidades conocidas, como las de la encuesta, que no es sobre candidatos, porque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) aún no ha convocado a elecciones, sino sobre el reconocimiento de figuras públicas.

Hasta aquí lo que tiene un fundamento científico, como es una encuesta, supuestamente realizada en forma correcta. A continuación, mis acotaciones y conjeturas políticas y electorales. Pienso que la candidatura presidencial de Thelma Aldana por Encuentro por Guatemala es un asunto que aún no está definido; una alianza (en exploración) Zury-Giammattei podría ser de mucho peso. Sandra tiene el problema de que tiene techo, y su partido, la UNE, no ha sido clausurado solo por la alcahuetería del TSE, porque el financiamiento ilícito de este partido es semejante al del partido FCN Nación.

Edmond Mulet, que ha venido realizando un gran trabajo para la fundación del Partido Humanista, ya en campaña iría para arriba. Pienso que Creo no lanzará a Roberto González, Canela, para la presidencia sino para la alcaldía capitalina, en donde ya hizo un buen papel como candidato, para competir con el actual alcalde Ricardo Quiñónez, desbaratándose la alianza Unionistas-Creo. El candidato presidencial de los Unionistas sería obviamente Álvaro Arzú Escobar, que tendría a su favor tener un nombre conocido por ser semejante al de su padre, salvo que Arzú Escobar quiera foguearse un poco más, y desee volver al Congreso. Sin embargo, seguramente que sus consejeros le dirán que en cuatro años ya no tendrá nada qué hacer como candidato presidencial, porque el nombre de su padre ya habrá pasado al olvido (la memoria de los pueblos es muy corta), y la “nueva política” habrá seguido avanzando en el tablero político. (Arzú representa a la vieja política).

Semilla, que está por constituirse como partido político, ya no llevará como candidato presidencial a Alberto Fuentes Knight, como lo tenía proyectado, porque este está en prisión domiciliaria, salvo “goles políticos” en el juzgado que lleva su caso. No olvidemos también que Fuentes Knight es pieza de la vieja política porque lo salpican de lodo los casos del Transurbano I y el futuro Transurbano II. (Su paso por el Ministerio de Finanzas en un gobierno corrupto, podría haber cavado innecesariamente su tumba política).

Me imagino que URNG-Maiz y Winaq podrían agruparse con el futuro partido Movimiento para la liberación de los pueblos, representando ese Frente el ala más radical de la izquierda, que seguramente gritaría a favor de la nacionalización de la energía eléctrica. Una gran lista de figuras se podrían dar empujones por esta candidatura presidencial.

Después de este cuadro político y electoral, llega la hora de los lamentos. Es ciertamente lamentable que el espíritu del 2015, que prendió fuego en el MP y en el juzgamiento de los corruptos y la extinción de sus bienes mal habidos, haya penetrado tan poco en la política, que más pareciera ser pre-2015. Todos hubiéramos deseado ver en la futura contienda solo a candidatos de izquierda y derecha identificados con el espíritu del 2015 o producto del mismo. Pero, no. No hay en el país renovación de partidos ni de liderazgos políticos, salvo excepciones. ¡Sandra, el mejor exponente de la vieja política, aún persiste con relativa, aunque frágil, buena imagen! Es también lamentable que el Congreso no hiciera una reforma profunda a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, de nueva generación; y es de lamentar también que ahora se quiera retroceder en el poco avance, que, en este campo, se consiguió en el primer año de la actual legislatura. Ojalá que fracase el intento del “pacto de corruptos” de dar marcha atrás en la prohibición del transfuguismo.

¡Si no hay una sorpresa agradable, pienso que tendremos que hacer limonada con estos limones! Mientras tanto, disfrute El Mundial.

gasturiasm@gmail.com

Etiquetas: