Domingo 15 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Jueces con ideología, pero independientes

El retiro de un Juez.

Fecha de publicación: 29-06-18
Por: Alvaro Castellanos Howell

A partir del 31 de julio de este año, se retira de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos de América (SCOTUS, por sus siglas en inglés), el Juez Anthony M. Kennedy.

Ronald Reagan lo nominó en el año 1987.

Fue confirmado unánimemente por el Senado en 1988.

Una de sus más permanentes inclinaciones en las decisiones que redactó para la Corte o en sus votos particulares, fue la defensa de la libre expresión del
pensamiento.

Aunque supuestamente conservador (por ello lo designó un presidente republicano), se volvió famoso en sus 30 años de servicio como Magistrado asociado de la Corte, por constituirse en voto decisivo (swing-vote) en un buen número de importantes casos con sentencias divididas (5/4).

En 1992, votó a favor en el famoso caso Roe vs. Wade, protegiendo el derecho de la mujer a optar por un aborto, bajo el esquema contemplado en dicho caso.

En el 2008, votó a favor de que los detenidos en la Bahía de Guantánamo (Cuba), tenían el derecho a reclamar habeas corpus en relación a las condiciones de su detención.

En el 2015 emitió un voto crucial permitiendo los matrimonios entre parejas del mismo sexo en los 50 estados de la unión.

Después de 30 años de ejercer la judicatura al más alto nivel de responsabilidad, se retira a sus 82 años.

Pero esta decisión puede transformar a la Corte Suprema de Justicia por muchas generaciones. Sería la segunda vez que Donald Trump tiene la oportunidad de nombrar a un nuevo juez de dicha Corte.

Esto podría hacer que se termine consolidando un bloque de cinco jueces que provoque que las futuras decisiones de la Corte se inclinen más hacia la derecha.

Por ello se espera que se inflame una batalla entre demócratas y republicanos por esta designación, más aún, cuando se avecinan elecciones de medio término, en noviembre de este año.

Recomiendo dar seguimiento a la designación del nuevo magistrado de SCOTUS, por una razón: se verá cómo, en una república como la estadounidense, no es ningún problema saber de antemano cuáles son las inclinaciones ideológicas de un candidato a “juez supremo”. De hecho, se nominan por la presunta previsibilidad de sus decisiones. La ideología es parte de las razones para elegir a un juez.

¿Por qué eso es así? Quizás la más importante razón es que nadie se atreve a atentar contra un principio sagrado en esa república: la independencia y el honor de los jueces. La única forma de incidir en sus decisiones es, pues, con buenos argumentos.

Etiquetas: