Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Big Data en la Era Digital

Plantearse una estrategia correcta, y adecuar las herramientas de extracción y refinamiento son esenciales para competir en esta nueva era digital.

— Rafael Cisneros*
Más noticias que te pueden interesar

Los datos son el activo más valioso que tienen las empresas, algunos dicen que es el nuevo oro o el nuevo petróleo. Comparto a medias este dicho, porque si bien son una fuente enorme de valor, a diferencia de estos dos minerales, hoy día la gestión basada en datos es una necesidad competitiva y de sobrevivencia para las empresas. Similar a estos dos minerales, no basta con estar sentados encima de ellos para sacarles provecho. Hay que trabajar en su extracción, refinado, purificado y transformación en metales o elementos de altísimo valor.

Los datos se obtienen hoy día desde muchas fuentes y de forma desestructurada, lo que obliga a usar nuevas formas de procesamiento. Similar al oro que se encuentra combinado con muchos elementos, o el petróleo que hay que separarlo del azufre. Los antiguos departamentos de almacenamiento de datos, y de inteligencia de negocio, se han fusionado en lo que se llama la gestión del Big Data para poder refinar los datos y obtener de ellos valor. Las empresas se comienzan a definir como ‘data-driven’, es decir, guiadas por decisiones basadas en Big Data.

Esta gestión de Big Data genera valor a las empresas principalmente de dos maneras: mejorando la toma de decisiones y mejorando la experiencia del cliente. Lo primero trae implícito un cambio no menor: los nuevos reportes y hallazgos se deben tener en tiempo real. Estos son consultados por muchas más personas de cualquier área en la empresa, que se organizan en equipos ágiles® para toma de decisiones y ejecución muy rápida. En el área de los datos, implica la democratización del acceso a la información.

Para mejorar de la experiencia del cliente es aún más relevante el Big Data. Se requiere hoy día consolidar la información de los clientes en cada punto de contacto con los canales de la empresa, bien sean canales físicos como las tiendas y los ‘call centers’, como los digitales tales como la página web y las redes sociales. Para lograr esta consolidación, las empresas crean un repositorio de datos desestructurados, y definen nuevas políticas del gobierno de esta información.

Similar a la fiebre del oro o a la del petróleo, las empresas han caído en cuenta que su mayor fuente de creación de valor está en los datos. Plantearse una estrategia correcta, y adecuar las herramientas de extracción y refinamiento son esenciales para competir en esta nueva era digital.

*Head of B2B Telefónica Centroamérica

Etiquetas: