Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Opinión

El Cuello de Botella logístico del país

La logística y las carreteras son una red.

— Paulo De León, CABI.
Más noticias que te pueden interesar

Otra de las razones del bajo nivel de crecimiento que experimenta el país en los últimos dos/tres años y que redunda en escasas oportunidades de empleo en el mejor de los casos, pero en el peor de ellos con despidos masivos; tiene que ver con la erosión de la competitividad del país causada por un cuello de botella gigantesco en la red de distribución y logística del país.

Este deterioro que lleva múltiples gobiernos ha llegado a su culmen en la actual administración y en el estado de nuestra red vial como estandarte de la desidia de los hacedores de política ante los problemas del aparato productivo del país.

A diferencia de hace algunas décadas el mal estado de las carreteras la sufrían solo los que tenían acceso a vehículos. Es algo de los “ricos” decía una de las parcialidades como que la distribución de productos de alimentos o medicinas ocurría por teletransportación al estilo de Star Trek. También educación, libros, y otros bienes. Pero algo muy importante ocurre también, y es el acceso a mercados desde lugares recónditos de los productos producidos en esas localidades.

La Guatemala de hoy es otra, los vehículos están dispersos en todo el país. Cifras de la SAT nos dicen que hay alrededor de 4 millones de vehículos (incluye las universales motos) en el país para un total de 3.2 millones de familias, para más de un vehículo por familia en promedio. Nueve de los 22 departamentos reportan más de um vehículo por familia y la tendencia seguirá aumentando en los próximos años para llegar a los niveles de otros países de la región.

Esto quiere decir, que el sufrimiento del mal estado de las carreteras es también más disperso y más generalizado que el marco analítico histórico y por supuesto desactualizado que todavía usan algunos analistas y opinólogos del país.

Es evidente que el costo de distribución y logística ha subido en el país por esta ausencia de liderazgo de los encargados del tema en estos 15 o 20 años. Ese aumento de costo estrecha márgenes o reduce ganancias, o, si es posible ese aumento de costos es trasladado hacia los consumidores afectando su balance presupuestario negativamente. Sea cual sea el mecanismo de impacto, los efectos son negativos. Escoja cual quiere usted ver: disminución de rentabilidad empresarial que obliga a invertir menos creando menos empleos o aumento de precios de los bienes a las familias del país.

La logística y las carreteras son una red. Las sociedades necesitan comunicarse entre sí, permitiendo el intercambio comercial como generador de desarrollo además de otro tipo de intercambios. Lo sabemos por la experiencia del ser humano en sus milenios de existencia. Las civilizaciones y países con las mejores redes de comunicación son los que han logrado desarrollarse más.

Obviamente, esa red logística no solo es dentro del país, también tiene que verse hacia el exterior mediante puertos y aeropuertos. En cuyos casos también vivimos como país grandes retos y tremendos cuellos de botella.

Los candidatos que pretendan dirigir el país a partir de las elecciones de 2019 tienen que hacerle frente a esta queja generalizada de la población. Ya dentro de las preocupaciones o problemas que reconocen las familias es el mal estado de las carreteras en todo el país.

Debemos como país avanzar en una solución hacia delante, surgirán aquellos que se opondrán enarbolando cualquiera de las banderas de siempre pidiendo atención a las agendas que les imponen para los que trabajan.

Hoy dentro de las soluciones urgentes del país está un nuevo modelo de logística e infraestructura del país. El candidato que lo haga creíblemente, con modelos modernos, transparentes y ambiciosos serán los que ganen una buena porción de los votos. Esta es la segunda razón del estancamiento de la economía del país además del shock de términos de intercambio expuesto en la anterior columna. Se trabajará hasta llegar a las siete razones que he identificado han cambiado negativamente para el desempeño económico del país.

Etiquetas: