Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Retorcida reforma a Ley de ONG’s

— Editorial
Más noticias que te pueden interesar

La acción penal del Congreso de la República contra una conocida organización de la sociedad civil, filtrada a mediados de la semana que hoy termina, constituye una prueba más de las verdaderas intenciones de muchos diputados respecto de las pretendidas reformas de la Ley de Organizaciones No gubernamentales para el Desarrollo. La jugarreta jurídica enderezada contra Acción Ciudadana, que seguramente no inquieta en lo más mínimo a un grupo de profesionales acostumbrados a lidiar con reacciones torpes, retorcidas y coléricas por parte de políticos y funcionarios públicos corruptos y abusivos, deja a la vista de todos las verdaderas intenciones del #PactoDeCorruptos tras la reforma a la referida ley. Aprovechándose del clima de polarización y poca disposición al análisis frío y sereno que reina en el país, algunos personajes interesados en eliminar cualquier tipo de iniciativa ciudadana que se interponga en los oscuros intereses de quienes detentan el poder público se han dedicado a satanizar al sector de las ONG’s, queriendo “asustar con el petate del muerto” a incautos ciudadanos respecto del verdadero papel que cumplen estas organizaciones en la vida nacional.

Ni lentos ni perezosos, además de estar cansados ya de lidiar con organizaciones no gubernamentales que les cuentan las costillas, los miembros de la Comisión de Gobernación del Congreso, mediante la Iniciativa de Ley No. 5257, pretenden reformar el marco jurídico bajo el cual operan las ONG’s para extender el control estatal sobre las mismas. Escudándose en una confusa redacción, esta iniciativa pretende ampliar los poderes regulatorios del Estado sobre todo tipo de organización civil, independientemente de cuál sea su objeto, composición, financiamiento y forma de organización, ampliando el control gubernamental sobre su autorización, funcionamiento, cumplimiento del objeto para el que fue creada, recursos disponibles y modos de uso y relacionamiento con otras organizaciones. Reformas similares a las que han utilizado gobiernos autoritarios como los de Maduro, Chávez, Correa, Ortega y Evo para acallar las voces disidentes en sus respectivos países. En nuestro caso, más que cumplir un fin ideológico, lo que persigue ese tipo de reformas es hacer desaparecer cualquier tipo de obstáculo para la total consolidación de un régimen de corrupción e impunidad.

 

Etiquetas: