Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Calle de los Sindicalistas

Por ello, las organizaciones populares, especialmente los sindicatos, instituyeron en 1988, el 21 de junio como “Día Nacional contra las Desapariciones Forzadas”.

— Miguel Ángel Albizures
Más noticias que te pueden interesar

Si usted pasa por la novena avenida, entre cuarta y quinta calles de la zona uno, podrá ver que dice “Calle de los Sindicalistas” y posiblemente se pregunte por qué, ya sea porque es un desmemoriado y cerró ojos y oídos a todo lo que aconteció en la década de los ochenta, o porque es muy joven y no vivió el terror de esos años, pero además, porque en las aulas no le comparten la historia trágica que vivió el pueblo. Si se detiene un momento frente a la vieja casa de dos niveles de la novena avenida, marcada con el número cuatro veintinueve de la zona uno, encontrará una placa que recuerda a los 27 sindicalistas detenidos desaparecidos el veintiuno de junio de mil novecientos ochenta, por las fuerzas de “seguridad” del dictador, Romeo Lucas García, nefasto general del ejército.

Posiblemente, más de alguno de los esbirros que participaron violentando las puertas de la Central Nacional de Trabajadores, que entraron apuntando sus armas, que golpearon a los sindicalistas, que los tiraron violentamente a los carros y se los llevaron con rumbo desconocido, o los que sacaron los archivos y los trasladaron a las oficinas policiacas, pasen por allí y recuerden lo sanguinarios que fueron y además, probablemente, sepa qué sucedió con ellos, a dónde los llevaron, cómo los asesinaron y dónde tiraron sus cuerpos, pero cobardemente se niegan a hablar y a decir cuál fue el destino final de los sindicalistas detenidos desaparecidos. De esos hombres y mujeres que pasaron miles de veces por la novena avenida, que cruzaron el umbral de esas puertas y que un día como hoy, hace ya 38 años, no volvieron más a esas oficinas, ni a sus casas, ni a su trabajo, ni a abrazar a sus hijos o a sus hermanos y padres. Por ello, las organizaciones populares, especialmente los sindicatos, instituyeron en 1988, el 21 de junio como “Día Nacional contra las Desapariciones Forzadas”, lástima que la mayoría de sindicalistas de hoy, no conmemoren esa fecha, pareciera que no se dan cuenta que se siguen escuchando pasos de animal grande, cuando la amenaza se cierne sobre defensores de derechos humanos, contra jueces y fiscales dignos e independientes, y cuando en un mes han sido asesinados siete líderes comunitarios, sin que hasta el momento se esclarezcan los hechos.

Ayer, los familiares de víctimas, nos recordaron esos días de terror, de arrasamiento de aldeas, al salir en caravana hacia San Juan Comalapa, Chimaltenango, con 172 víctimas que serán inhumadas. Los restos óseos fueron encontrados en un cementerio clandestino en el antiguo destacamento militar de San Juan Comalapa, donde fueron arrojados los cuerpos de quienes fueron detenidos desaparecidos o asesinados en los años ochenta, pese a que aún haya algunos que intentan negar estos hechos, las evidencias están ahí, y son solo una pequeña parte de todos los cementerios clandestinos que existen a lo largo de todo el país. Sí, así es, y para quienes se empeñan en el olvido porque quieren iniciar una nueva cuenta, les digo, falta mucho por exhumar y a muchos que juzgar.

Etiquetas: