Viernes 20 DE Julio DE 2018
Opinión

Señora Fiscal, Consuelo Porras

Demando al MP investigación y resultados cuanto antes. Es urgente.

— Miguel Ángel Sandoval
Más noticias que te pueden interesar

Luis Marroquín, Florencio Pérez, Alejandro Hernández, Francisco Munguía, Ramón Choc, Mateo Chamam y Juan Xol Can, son campesinos asesinados en las últimas semanas. Todos pertenecían a Codeca o el CCDA, organizaciones campesinas con trayectoria en la defensa de los derechos de esa población marginada, invisibilizada. Al escribir esta columna, no hay, al menos de manera pública, resultados de alguna investigación para esclarecer estos graves hechos y la autoría material e intelectual. La impunidad es total pues son crímenes en varios departamentos y se percibe coordinación, planificación.

Es un hecho sumamente grave, no me canso de decirlo, que nos lleva a los años ochenta cuando las dictaduras militares asesinaban sin ningún tipo de limitación a quienes eran opositores o sospechaban que lo eran, o simplemente para implantar el terror entre la gente y mantenerla inmovilizada. Son los hechos y supongo que usted, Señora Fiscal, debe estar informada de esos excesos y prácticas odiosas.

La prensa nacional ha informado de las demandas, exigencias y propuestas de Codeca y del CCDA. De sus movilizaciones, de la manera intensa que utilizan para exigir lo que les pertenece o lo que quisieran se viviera en nuestro país. Es parte de sus derechos constitucionales. El derecho de petición es sagrado, como también lo es el derecho a la desobediencia civil. No hay un derecho encima del otro, ni nada que pueda negarlos.

Como ciudadano guatemalteco le solicito su intervención a efecto que estos asesinatos sean investigados de forma exhaustiva, que la población tenga información adecuada, que las familias de las víctimas sean auxiliadas, que se pueda devolver a la población las garantías que de momento se encuentran en suspenso pues la ausencia de investigación sobre estos crímenes, solo lleva a pensar que se está incubando una política de exterminio a las dirigencias sociales como en los años anteriores.

Las demandas básicas de las organizaciones campesinas están alrededor de la tierra, de los servicios públicos como derechos mínimos para la población guatemalteca, especialmente la que vive en el campo. Nada extraordinario hay en esas demandas inaplazables. Y hay una más: la de realizar una asamblea nacional constituyente, por considerar que ese es un medio para salir de la crisis. Se trata de una demanda que no le hace daño a nadie, al contrario, puede ser una salida a la situación actual.

Señora Fiscal, estamos ante el asesinato de luchadores sociales con propuesta. Y por ello es un asunto de urgencia que estos asesinatos sean investigados y que los responsables sean llevados a tribunales y juzgados conforme a la ley. De las acciones del MP que usted dirige, depende en mucho el estado de ánimo de la ciudadanía, creo mi deber ciudadano hacerle saber esta situación junto con mi demanda que creo inexcusable.