Sábado 20 DE Julio DE 2019
Opinión

¿Suspensión de Venezuela de la oea?

Fecha de publicación: 04-06-18
Por: editorial

Sin duda, la crisis venezolana será motivo de discusión durante el 48o. periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se celebrará los días 4 y 5 de junio de 2018, en Washington, D.C., EE. UU.

Ha trascendido que se planteará que se declare la falta de legitimación del Gobierno venezolano presidido por Nicolás Maduro, a raíz de que este fue reelecto como gobernante en las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo 20 de mayo, denunciadas como viciadas y fraudulentas por la mayoría de los países de la OEA y la Unión Europea.

Asimismo, podría proponerse la convocatoria a una asamblea extraordinaria de la OEA, para que se aplique a Venezuela el Artículo 21, párrafo primero, de la Carta Democrática Interamericana, que dispone: “Cuando la Asamblea General, convocada a un periodo extraordinario de sesiones, constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato”.

Dado que los Estados miembros de la OEA son 35, se requiere de un mínimo de 24 votos para que se declare la suspensión de Venezuela del ejercicio de su derecho de participación en la OEA.

Durante la Historia de la OEA solamente han sido suspendidos dos países, Cuba y Honduras. Cuba quedó suspendida en 1962 como consecuencia de la instauración del régimen comunista de Fidel Castro. Honduras fue suspendida en 2009, como represalia por el supuesto golpe de Estado que depuso al presidente Manuel Zelaya, después de que este intentó perpetuarse en el poder, con el apoyo del régimen chavista de Venezuela. La suspensión de Honduras duró dos años, en tanto que la de Cuba se mantiene hasta la fecha.

La suspensión de Venezuela de la OEA tensaría aún más las relaciones diplomáticas entre Venezuela y los demás Estados miembros de la OEA, como ocurrió con Cuba y Honduras. Después de las elecciones presidenciales fraudulentas celebradas en Venezuela el 20 de mayo, varios países de la OEA llamaron a consultas a sus respectivos embajadores. Guatemala, uno de los 17 miembros del Grupo de Lima,  solicitó al régimen de Maduro que sustituyera a la embajadora de este en dicho país, Elena Alicia Salcedo Poleo, alegando injerencia en los asuntos internos guatemaltecos. Por su parte, el régimen de Maduro, de corte populista totalitario y principal promotor del Socialismo del Siglo XXI, ha liberado a 80 de los 357 presos políticos registrados (según el Foro Penal), para congraciarse con la comunidad internacional.

La semana pasada, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a raíz de un reciente informe recabado a lo interno de la organización, solicitó que se consignara a 11 altos funcionarios del régimen de Maduro, entre ellos el mismo Maduro, ante la Corte Penal Internacional, por crímenes de lesa humanidad.

A estas alturas, Venezuela figura como uno de los siete países más pobres de América Latina, según un análisis publicado por la firma digital Latinvex. En 1998, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder en Venezuela, este país figuraba como el segundo más rico de América Latina, en términos de poder adquisitivo y de PIB per cápita. En el año 2022, de mantenerse el declive económico, Venezuela podría situarse entre los cuatro países más pobres de la región.