Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Opinión

Beneplácito social a embajadora Salcedo

Régimen de Morales.  Agrede a los amigos.

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

Venezuela: pueblo y gobierno. Viejos aliados de Guatemala. En la historia reciente, hemos compartido penas y virtudes. Asilo venezolano a patriotas guatemaltecos, en aquellos aciagos años de la dictadura militar, cientos de intelectuales, dirigentes sociales y cuadros políticos, salvaron su vida bajo el alero venezolano. Nunca, los hijos de Bolívar esquivaron la tarea. Por el contrario Venezuela, mantuvo la iniciativa en la contribución a la democratización de Centroamérica, para lo cual, era imprescindible construir la paz, proceso al que se comprometieron e invirtieron importante capital político-diplomático. El Acuerdo de San José –México/Venezuela– implicó para la región, abastecerse de carburantes, en mejores condiciones que las del monopólico mercado. La “Operación Milagro” devuelve la salud visual a miles de guatemaltecos, sin costo alguno. Operación aún en marcha apoyada por la República Bolivariana de Venezuela y la Cuba Socialista. Petrocaribe. La cooperación es prolongada.

Mal paga el diablo a quien bien le sirve. Decían las abuelitas. Guatemala, actuando bajo dictados que no le son propios, se incorpora a un sospechoso grupo de países de América Latina, conocido como el Grupo de Lima, con la pretensión de intervenir en la política interna, venezolana, ahí, acompañando a regímenes de reputación escasamente democrática: Brasil de Temer, Perú de Kuczynski, México de Peña Nieto, Guatemala misma, presionan en la OEA para sancionar a Venezuela y brindan “consejos” al presidente Maduro, sobre cómo debería comportarse, en la gestión de su Presidencia. ¡Eso es intervención en asuntos internos de un país soberano! Así que la acusación a Venezuela de intervenir en la política interna de Guatemala a través de su Embajadora, no es más que un baño de pureza, para quedar bien con políticas imperiales. Es hacer obedientemente las tareas, que otros nos mandatan. El Gobierno de Guatemala, navega sin política exterior propia, vamos a donde nos lleva el viento del norte. Un camino errático. De torpeza en torpeza. Agrediendo a los amigos. Es el Gobierno de Guatemala, aupado desde el imperio, el que pretende intervenir en Venezuela y no a la inversa.

Seguramente, la Señora Embajadora de la República Bolivariana de Venezuela Elena Salcedo Poleo, estará al tanto, de que cuenta con el beneplácito de la mayoría de guatemaltecos, hombres y mujeres, que reconocen en la diplomática, la encarnación de la solidaridad del pueblo venezolano, y que acá se valoran altamente sus capacidades en la gestión diplomática, aun, frente a estamentos agrestes y primitivos como el actual gobierno guatemalteco. Larga vida a la amistad solidaria entre Guatemala y Venezuela.

Etiquetas: