Jueves 22 DE Agosto DE 2019
Opinión

La Usac necesita y le urge una rectora

La Usac deberá también tener un estatuto o reglamento que norme y que obligue a los candidatos a mostrar el origen del financiamiento obtenido.

Fecha de publicación: 01-05-18
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

Para los días 2, 3 y 4 de mayo del año en curso están convocadas las elecciones para elegir a la Rectora o Rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala –Usac–. Ya hemos escrito varios artículos sobre la cooptación de la Usac por parte del Estado, especialmente durante los ocho años en los que fuera rector, el licenciado Carlos Estuardo Gálvez Barrios, en cuyo primer periodo se entregó a la Unión Nacional de la Esperanza –UNE– y que después de intentar fundar su propio Partido Político “Pienso” a la sombra de la Usac; se decantó por el gobierno del Partido Patriota (PP). Todos los universitarios recordamos cuando Gálvez Barrios prefirió elegir en el Consejo Superior Universitario –CSU– a los representantes de la Usac ante la Corte de Constitucionalidad (CC), a profesionales fuertemente vinculados al Partido Unionista, del recién fallecido alcalde del municipio de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen. Lo mismo, estuvieron por años cooptando el movimiento estudiantil desde la AEU, con sus antiguos alfiles, de todos conocidos, hasta el punto de ser candidatos por su partido en algunos de los municipios del departamento de Guatemala. El silencio cómplice de la Contraloría General de Cuentas, en tiempos de Nora Segura, les aseguró no ser perseguidos ni por el Ministerio Público y la CICIG. Ahora no sabemos. Los y las estudiantes ya dieron el ejemplo a toda la comunidad universitaria de la forma de recuperar por la vía electoral el prestigio de nuestras instituciones. De tal forma, que cuando la Usac lidera marchas y manifestaciones exigiendo el fin de la corrupción y la impunidad en el país, las cuales son bien vistas por la mayoría de ciudadanos de Guatemala, debe ser también autocrítica y pensarse y sacudirse a sí misma de la cooptación del Estado y de la impunidad que se generó al interior de la Universidad. Por ello, es necesario que a la luz de la realidad de la Usac de hoy, se plantee como ya lo hizo el propio Procurador de los Derechos Humanos y la Asociación de Estudiantes Universitarios –AEU– la revisión de las convocatorias para la elección del Rector(a), pues no todos los universitarios de San Carlos participan, especialmente aquellos vinculados a las Escuelas No Facultativas y de los Centros Regionales. Lo cual viola flagrantemente la Carta Magna. También los profesores de las facultades votan dos veces, una vez en su facultad y otra en su Colegio Profesional respectivo. Los profesionales que no laboramos en Facultades solo podemos ejercer el voto en el Colegio Profesional que nos alberga. La paridad de la ley orgánica, con sus tres cuerpos, el profesorado, los estudiantes y los egresados se rompió hace años. Los Colegios Profesionales cuentan ya con catorce, en tanto, los estudiantes y los profesores con diez cuerpos electorales. Y esto hay que corregirlo, para las próximas elecciones. Otro tema del que nadie habla es del origen de los recursos económicos para el financiamiento de las campañas a la Rectoría. Como en los casos del financiamiento ilícito de los partidos políticos a nivel nacional y que nos ha llevado a comprender cómo se compran voluntades y favores a ser cobrados en el futuro. La Usac deberá también tener un estatuto o reglamento que norme y que obligue a los candidatos a mostrar el origen del financiamiento obtenido. Soy del criterio que la única candidatura que no ha gastado a manos llenas es la de la licenciada, química bióloga, Hada Alvarado. Ella fue decana de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia y se comportó con decoro, honestidad y apoyando la gestión académica y de investigación, además las actividades de extensión universitaria. Pienso que ella, sí tiene la voluntad política y el equipo de profesionales competentes para enfrentar los retos que la Usac tiene en estos momentos. Por ello, es necesario que la comunidad universitaria, no vinculada a estos sectores que permitieron la cooptación de la Usac por parte del Estado, vaya rompiéndoles el poder político a los grupos cooptadores de nuestra Universidad que han mantenido en los últimos años. Ante esta situación, invitó a los universitarios, para que hagamos historia llevando a la Rectoría, por primera vez a una mujer, capaz, competente y honrada. ¡Florecerás Usac! y también nuestra dolida Guatemala.

Etiquetas: