Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Mafia, corrupción y nepotismo en asociaciones y federaciones del deporte

Así como el cáncer de las mafias en el Estado, también se apoderó de las asociaciones y federaciones del deporte.

— Carlos A. Rodas Minondo
Más noticias que te pueden interesar

La corrupción y el nepotismo dentro del Estado llega al deporte. Toda Institución, Dependencia, Ministerio, así como también a nivel del deporte Asociaciones y Federaciones son víctimas de este cáncer que cada vez se arraiga más en un país que está de rodillas y clama cambio, desarrollo y paz.

Por supuesto que personas con un perfil común, sin principios ni educación, fracasados, vividores, son los indicados a llenar las plazas de planillas que pareciera que ganan porque compran sus posiciones. Presidentes, tesoreros, vocales que manejan las Asociaciones y Federaciones del Deporte, se vuelven cargos políticos igual que en la política tradicional para ganar las curules dentro del Congreso, compradas por posición y poder.

No quisiéramos generalizar y señalar a todos, sin embargo, son algunos los casos que hemos visto, en donde es claro el mal manejo de los recursos, los compadrazgos, las facilidades, ventajas y beneficios para familiares y amigos que literalmente se ponen a mamar de los recursos de la Asociación / Federación y la verdadera finalidad que debería buscar el desarrollo del deporte del país, que es trabajar para su competitividad a niveles regional y por qué no mundial, no existe.

Se debe considerar que las Asociaciones / Federaciones, reciben cantidades importantes de dinero a través de la CDAG y algunas de entes internacionales como el fútbol a través de la FIFA. El caso del fútbol en Guatemala, que vergonzosamente de momento por estas razones está cancelado de toda participación internacional, presentando un mayor atraso y retroceso en su desarrollo, es el caso típico de las consecuencias de estos malos manejos, corrupción y nepotismo.

Hemos visto cómo Asociaciones / Federaciones hacen uso indebido de los recursos, aprovechándose en posicionar en el deporte a familiares aunque no tengan la capacidad, despilfarrando y desviando fondos para intereses propios y particulares, viajando toda la familia a competencias internacionales, sin importar los resultados de participación, sino aprovechando oportunidades de viajar y pasarla bien el grupo de poder de la Asociación y actuando con todo el abuso y prepotencia del caso.

Verdaderamente esta situación se ve cada vez más en nuestro país y es una de las razones principales del porqué nuestro deporte está en trapos de cucaracha. Es una situación que da asco y es totalmente inaceptable. ¿De quién depende que esta situación cambie? No es posible que grupos de poder tengan atrapado también el futuro del deporte, que se aprovechen de esta manera tan descarada y que nadie actúe para cambiar esta situación.  Según mi opinión, la opción de privatización en el deporte habría que estudiarla, considerando que los entes de financiamiento tendrían orígenes de sectores productivos que generan riqueza y siguen intereses no políticos.

Se debe crear una planificación bajo las mismas bases y estatutos que busquen verdaderamente el desarrollo continuo y de largo plazo de cada disciplina deportiva. Se debe establecer cada proyecto con expertos en la materia, con un plan de trabajo con propuestas técnicas y económicas que se basen en una visión y misión con principios, y se busque la formación de manera integral, física y mental a deportistas y atletas de alto rendimiento, creando semilleros que vengan desde la infancia en continuidad y seguimiento, hasta la madurez deportiva.

No podemos pensar que cada disciplina deportiva está cooptada también al igual que el Estado por poderes oscuros, y manejada por personajes que solo buscan satisfacer sus intereses y denotan bajeza. Ya basta de ser esclavos de las mafias y de aceptar la mediocridad.

Y siendo el fútbol el deporte más popular en el país, irónicamente es el que está en la peor situación y posición. Muchos guatemaltecos aspiran a que la selección de fútbol llegue a un Mundial, y cada vez está más lejos, pero la realidad es que casi ningún guatemalteco piensa que además de llegar a un Mundial, también podemos ser campeones. ¿Por qué no ? Eso también es parte de nuestro problema…

Etiquetas: