Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Opinión

La consulta popular en riesgo

Jimmy Morales puede hacerla perder.

— Edgar Gutiérrez
Más noticias que te pueden interesar

Hace dos años, Mario Taracena pudo haberle dicho: Presidente, calladito se ve más bonito. El martes 3 Jimmy Morales inició su propia campaña por la consulta popular sobre Belice, programada para el 15 de abril, y la noticia es que ha sido muy mal recibida por el pueblo. Los medios reportaron ayer que Morales inició una gira de información y llamado a participar en la consulta, y en Suchitepéquez, su primera parada, la gente interrumpió su discurso varias veces increpándole sobre el abastecimiento de medicinas a los hospitales y la reconstrucción de las carreteras.

Jimmy Morales ha cometido un grave error de comunicación política y debilita riesgosamente una consulta que no ha sido popular. Tampoco es un evento impopular, es que para la inmensa mayoría de la población le es indiferente. La campaña de información de los últimos meses ha sido deficiente, pero al menos el emisor, el TSE, se asocia a la neutralidad. Su función orgánica es promover el voto.

En cambio Jimmy Morales es sumamente impopular, en gran medida porque es inepto. Después de más de dos años no aprende a gobernar, ni da señales mínimas de progresar. Tampoco sabe ejecutar. Quizá es el presidente que menos ha visitado las provincias, pero daría igual. Hace varias semanas inauguró una carretera en Huehuetenango, pero al día de hoy no ha pasado nada. Lo mismo dicen en el Oriente. Llegó hace dos años, preguntó por las necesidades del pueblo, sus asistentes tomaban nota y se despidió prometiendo que las atendería de inmediato. Siguen esperando.

Debe de estar muy alienado, es decir, carente de conciencia sobre su situación y condición en el escenario político para salir a hacer campaña por la consulta, con el agravante de iniciarla en Suchitepéquez. Un departamento orgulloso y tradicionalmente con una economía pujante, que ahora está agraviado, roto por las cuatro esquinas de sus vías de comunicación. En ningún lugar he visto tal destrozo de carreteras. Justamente ayer una señora, originaria de Cuyotenango, me dijo: salí a las 4 de la tarde de Mazate y llegué a Xela ¡a las once de la noche!

El martes, cuando el público le pidió a Jimmy Morales dar cuentas sobre carreteras y medicamentos, respondió “después”. “Continúo con el tema de Nación, estas cosas políticas no vienen… Regreso a lo más importante”. El déjà vu Roxana Baldetti es inevitable. La pérdida en el poder de contacto con la realidad, traducida en ofensas al pueblo, históricamente ha liberado la ira popular contenida. No es siquiera el hambre, la miseria o el abandono. Es que, además de eso, el régimen de oprobio se ríe en tu cara. Para no ir muy lejos: abril-agosto 2015 y septiembre 2017 (el Congreso).

Nunca será un buen tiempo para hacer consultas populares necesarias, pero no urgentes. O digámoslo así: cuando lo necesario no se sabe conectar con lo urgente. Pero el tiempo se puede arruinar hasta lo indecible cuando innecesariamente creas un polo de rechazo. O digámoslo así: los pocos ciudadanos que presumiblemente iban a acudir a la consulta el 15 de abril, asistirían por el sí, pues no perciben daño o riesgo. Pero si Jimmy Morales no se baja de la tarima de inmediato y deja de hablar del tema en las redes sociales, lo más probable es que motive a un fragmento de población que querrá propinarle una derrota por los agravios. Entonces puede ganar el no. Salvo que esa sea su intención.

Etiquetas: