Lunes 22 DE Abril DE 2019
Opinión

De los análisis a la acción

Se necesita una presencia ciudadana activa, en las calles, frente al Congreso, frente a las Cortes y frente al Palacio para impedir que nuestro país siga retrocediendo.

— Miguel Ángel Albizures

Cuando uno ve las fotos de los candidatos a Fiscal General, se da cuenta que hay simios que aún no se han erguido, aunque haya muchos que están esforzándose por enderezarlos y presentarlos como la alternativa. Pero la alternativa para quienes están pendientes de juicio, como el Presidente de la República, y los que ya están en prisión, frotándose las manos para que todo cambie a su favor.

Son muy importantes los análisis que se hacen en medios de comunicación y redes sociales, de los cuales comparto muchas opiniones acerca de la situación en que vivimos, sobre todo en relación al peligro que se cierne sobre el sistema de justicia y en la continuidad del control del Estado por parte de las mafias. En esos análisis participan jóvenes y personas que vivimos las tragedias del país, pero el tiempo apremia, mayo está a la vuelta de la esquina, y pronto sabremos quiénes son los seis candidatos a Fiscal General, presentados por la Comisión de Postulación. No sería raro, que entre ellos, esté el orangután que puede ponerse al servicio del señor presidente y de las mafias. Por eso se necesita una presencia ciudadana activa, en las calles, frente al Congreso, frente a las Cortes y frente al Palacio para impedir que nuestro país siga retrocediendo.

Todos estamos llamados a poner un pie para que la puerta que apenas ha abierto el Ministerio Público, con Thelma Aldana a la cabeza, y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala e Iván Velásquez, no se cierre, para que el proceso contra los corruptos siga adelante, pues un país sin un sistema de justicia independiente va al abismo, se fractura la democracia y se restringe el derecho de libre expresión, manifestación y protesta, es decir, el ejercicio de los derechos ciudadanos se hace pedazos. Para evitarlo, vuelvo a hacer un llamado a la juventud, a los adolescentes de educación media, para que hagan lo mismo que hicieron las mujeres y hombres, casi niños, en las gestas de marzo y abril de 1962 y en la década de los setenta, que se tiraron a las calles defendiendo los derechos del pueblo. A la juventud universitaria, sancarlista, a la que el pueblo paga sus estudios, que defienda lo que se ha ganado con las luchas del pueblo, pues el peligro de un retroceso está a la vista y los análisis y comentarios no son suficientes para enjaular a los que han hecho el pacto de corruptos y quienes cometieron crímenes de lesa humanidad.

Jóvenes, hombres y mujeres de hoy, el día de mañana alguien de ustedes puede llegar a ser presidente, ministro, diputado o bien ocupar un puesto en la administración pública, o ser un dirigente político o social y es por eso, que ustedes, junto a los que anhelamos un futuro mejor, tienen la gran responsabilidad de no permitir que haya un retroceso, y no dejar que se derrumben los pocos ladrillos que se han puesto para tener un país en donde la justicia, la democracia, la solidaridad y la paz, reinen.

Etiquetas: