Domingo 24 DE Marzo DE 2019
Opinión

¡Tu Madre…!

Que en la vulva mejor estilicen a su madre.

— Gonzalo Asturias Montenegro
Más noticias que te pueden interesar

En la prensa y en las redes sociales, algunas personas dicen que no hay razón para escandalizarse por el estandarte de la Vulva, que enarboló una minúscula manifestación. Pero, quienes dicen esto, solo agarraron el rábano por las hojas, porque el enojo monumental que muchos tenemos no es por la vulva exhibida, sino porque dentro de ella se estilizara la imagen de María, la Madre de Jesús, respetada y amada por millones de guatemaltecos, que también la consideramos que es Madre nuestra. El derecho humano a la libertad de culto incluye el no ser molestado por las creencias religiosas, y menos que estas sean exhibidas de una forma grotesca y burlona, como ocurrió flagrantemente en la microscópica manifestación.

Quienes dicen que no hay razón para nuestro enojo, estoy seguro de que sí se hubieran molestado (y mucho) si dentro de la vulva de marras se hubiera estilizado la imagen de sus madres, hijas o hermanas. ¡Y con sobrada razón!

Y en medio de todo esto, el Procurador de los Derechos Humanos en vez de rechazar esa flagrante afrenta a los derechos humanos que, por el cargo que ostenta debería defenderlos, se fue a posar para que lo fotografiaran con el estandarte de la famosa vulva y la estilización que se hizo dentro de ella; y a pendejear, sonrisa por aquí, sonrisa por allá; y a esperar que lo entrevistaran, en apoyo tácito a la infeliz minimanifestación. El problema que tiene el Procurador es que, como se dice en los pueblos, quiere ser como la hoja del tamal que está presente en todas las fiestas. El Procurador solo anda buscando protagonismo, de forma que no sería extraño que al llegar a un velorio quisiera ser el muerto, para que todos hablaran de él.

Si en su megalomanía, el Procurador no se fijó de lo que trataba (lo cual no lo creo porque no es un pendejo sino un vivo) ¿por qué no ha condenado pública y abiertamente esa manifestación en defensa de los derechos humanos? Si hubiera publicado un campo pagado en ese sentido nos hubiera dejado satisfechos a quienes lo criticamos. Y habría aprovechado también para condenar el pintarrajeado de reconocidos bienes culturales del país; o ¿habrá que contentarse con que ese acto de culturicidio quede impune? No más impunidad: ni para Lenina, Arzú o Jimmy. El silencio del Procurador es más elocuente que su infame presencia en la manifestación.

De lo que se trata en este asunto no es de Savonarola, hoguera e inquisición sino de derechos humanos, siglo XXI y civilización, que son conceptos que están en las antípodas.

Somos muchos los que apoyamos una nueva forma de hacer política y de comportamiento público, alejado de los vicios anteriores; pero, desde luego, si el Procurador se coloca en el lado equivocado, no queda más que denunciarlo y criticarlo. ¡No hay vuelta atrás al viejo sistema en el que se apañaban el flagrante irrespeto a los derechos humanos! El que, por esta u otra causa, esté mal parado tiene que sufrir la condena pública ya sea Jimmy, Arzú, Lenina o el Procurador. De lo contrario, no hemos dado el paso a una nueva forma de hacer política y de construir un país. (Todos han leído mis críticas a la gestión de Jimmy, y de su gobierno, y de apoyo a la CICIG y el MP). Si el Procurador quiere utilizar el puesto como escalera para trepar políticamente más arriba, le aseguro que seremos muchos (yo a la cabeza) los que recordaremos a los votantes este incidente, porque abogaremos siempre por una nueva forma de hacer política y de comportamiento público, que él no exhibe.

Y en otro orden de ideas, está bien que el MP investigue las agresiones a Lenina en la Huelga de Dolores, pero está mal que no lo haga en el caso del deterioro de bienes culturales nacionales, protagonizado por Lenina y sus compañeros de la minimanifestación. ¡No a una impunidad selectiva!

En cuanto a la mención del Rosario, que en forma grotesca se hizo en la microscópica manifestación, aclaro que somos muchísimos los que lo cargamos en el bolsillo y lo rezamos con fe. Como dice la Biblia (igual para evangélicos, católicos u ortodoxos) que a la Madre de Cristo la llamaran Bienaventurada todas las generaciones, yo me alegro por formar parte de quienes damos cumplimiento a la profecía bíblica. ¡Madre mía, perdónalos porque no saben lo que hacen! Somos millones los que te amamos y veneramos en este país nuestro. No te adoramos, porque no eres Dios, pero si te veneramos por ser la Madre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor.

Si este comentario es vehemente es porque tengo sangre y no horchata en las venas. Reto, y le daría al Procurador espacio en esta columna para que sigamos el debate. Me asiste la razón, la ley y el clamor de media Guatemala que grita no a la impunidad. Para mí los valores están primero (por encima de las izquierdas o las derechas); y por ello, defiendo mis principios aunque algunos temerosos tristemente hayan claudicado en ello, no obstante que eran los más llamados a exigirlos y a defender a su Madre. ¡Triste naufragio!

gasturiasm@gmail.com

Etiquetas: