Lunes 22 DE Julio DE 2019
Opinión

Por amor al mar

¿Heredaremos a nuestros hijos un mar convertido en basurero?

Fecha de publicación: 23-03-18
Por: Carol Zardetto

Estamos a las puertas de ese feriado anual que huele a mar. Y cuando pensamos en eso, en una estancia en el mar, se nos acercan ideas apetecibles: tirarnos llenos de pereza en una hamaca, la dulce brisa propiciando el sueño. Disfrutar del sol, de las olas, de las fiestas. Y, de la buena comida marina: pescado fresco, ceviches todavía con sabor a mar.

En medio de todo este hedonismo poco pensamos en que ese océano que se nos planta enfrente como una postal y que parece tan poderoso e infinito, está moribundo y es culpa nuestra. Tampoco pensamos que aparte de brindarnos vacaciones felices, el mar provee al planeta alrededor de un 60 por ciento del oxígeno que respiramos. Y que es un gigantesco proveedor de alimentos que hemos dilapidado de manera grosera.

Uno de los desafíos que hoy enfrenta el ecosistema marino es que lo hemos convertido en nuestro basurero. Sí, esa botella plástica, ese volcán de bolsas del súper que amontonamos sin cuidado para tirarlas sin pensar más en ello, terminarán en el mar, contaminando sus aguas y poniendo en riesgo la sobrevivencia de los habitantes marinos. Eventualmente, el plástico volverá a nosotros en la carne de los pescados, en el rico ceviche, en la ostentosa langosta. Efectivamente, el plástico se convierte en nanopartículas que los pescados ingieren del agua y lo incorporan a su cuerpo.

Hace algún tiempo empecé a imponerme la obligación de reciclar. Me di cuenta de dos cosas: la primera es que casi todo es reciclable de una manera o de la otra. La segunda es que nunca imaginé cuánto empaque plástico me veo obligada a comprar. Prácticamente todos los productos tienen empaques plásticos que están provocando un desastre ecológico de dimensiones monstruosas. ¿Qué responsabilidad tienen los productores de plástico? ¿Deberían de pagar un impuesto para cubrir el daño ecológico y los gastos de limpieza? ¿Deberían prohibirse los empaques plásticos? ¿Qué políticas públicas deben implementarse para frenar este daño? ¿Dónde están los planes de la Municipalidad de Guatemala para educar y promover el reciclaje?

Cientos de toneladas de basura son arrastradas diariamente por diversos ríos de nuestro país hacia el mar. Ya tuvimos un problema internacional por ensuciar las playas de Honduras. Nuestras playas también están en peligro de convertirse en basureros.

Debido a que no tenemos un gobierno interesado en resolver los problemas del país, quizá seamos nosotros los llamados a tomar cartas en el asunto. Comprometámonos a no mandar al basurero basura plástica. Busquemos maneras de no comprar cosas empacadas de esta manera y si lo hacemos, hagamos todo el esfuerzo que sea necesario para reciclar. Nuestros hijos y nietos agradecerán no recibir un basurero por herencia.