Lunes 22 DE Abril DE 2019
Opinión

Los desconocidos caminos de la historia

Si no conocen su historia… no pretendan casarse con la nación.

— mario mérida

Es difícil tener una visión de futuro sin conocer los eventos que han delineado la historia nacional a partir de la Revolución de Octubre (1944), pasando por el golpe de Estado contra el presidente General Romeo Lucas (1978-1982); el reinicio de la democracia con la elección del licenciado Cerezo Arévalo como presidente (1986-1991) hasta la firma de la paz (1996).

Un acontecimiento importante en la historia política del periodo establecido (1944-1996) fue la propuesta política Democracia Cristiana y su posición ante El Ejército de Guatemala hoy (1974) planteada por el profesor Danilo Barillas, que conocí y con quien converse brevemente sobre su planteamiento durante el inicio del dialogo con la URNG (Madrid, España. 1987); confirmándome que lo publicado en ese momento era oportuno, así como la dedicatoria: A Lucas Caballeros, el primer militar con el que compartí ideales y desvelos. A Ríos Mont que ha hecho posible tantas cosas y, la cita bíblica: Dichosos los que luchan por la paz, porque ellos serán llamados “hijos de Dios”-, pero que los tiempos habían cambiado.

El profesor Barillas fue audaz en esa época, así lo refleja la carta (16/marzo/1974) enviada al ministro de la Defensa General de Brigada Fausto David Rubio, denunciando el fraude en favor de  general Kjell Eugenio Laugerud García, cito textualmente: “…las elecciones de marzo pasado, demuestra que el señor Shel Eugenio Lauguerud García no fue electo por los guatemaltecos presidente de Guatemala, y que cuando el Congreso Nacional lo designó presidente de la República, dio un golpe de estado contra el ciudadano Efraín Ríos Mont…”. Esa misiva fue contestada por el ministro de la Defensa (22/mayo/1974). Respuesta sin contenido político, sino basada en artículos de la Constitución (1965). Esta contestación dio pie a una segunda carta del profesor Barrillas, cuyo texto central reproduzco: “Nosotros no hemos denunciado a su despacho el fraude, sino el consiguiente golpe de Estado”, la cual no obtuvo réplica del ministro. Lo sucedido hace 44 años es irrepetible, sin embargo, hay quienes afirman que nada ha cambiado en el país.

Además de la historia que hace a los hombres “sabios; es necesaria la poesía, que los hace ingeniosos; las matemáticas, sutiles; la filosofía, profundos; la moral, graves; la lógica y la retórica hábiles para la lucha” (Bacon). No hay que ser poeta, basta leer poesía.

Etiquetas: