Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Escándalo por una vulva

La anatomía de la vulva  debe ser  una clase normal en todas las escuelas.

— Miguel ÁngelA Sandoval
Más noticias que te pueden interesar

No sé hasta dónde puede llegar la intolerancia en nuestro castigado país. Ahora es una vulva la que genera una ola de comentarios en las redes sociales, incluso con un innecesario comunicado de la Conferencia Episcopal, que en lugar de limitarA, anima las muestras de cerrazón propias de la Inquisición, ante un hecho visto en otras sociedades como algo normal. Me hubiera gustaAdo un planteamiento sobre el primer aniversario del asesinato de las niñas del hogar Virgen de la Asunción o el desplante de jueces y magistrados o el intento de hacer del antejuicio algo nulo y ese comunicado sí lo hubiera aplaudido. Por ello hago un llamado a la reflexión de la sociedad entera.

Pero veamos más de cerca y en dAetalle. Como se sabe en época cuaresmal aparece ese lado confesional de la familia guatemalteca. Es el caso de la Huelga de Dolores, que tiene como uno de sus puntos fuertes, el denominado Santo Pueblo Entierro. La carroza más relevante de todo el desfile bufo. Es una tradición que tiene lugar todos los años. Y en contrapunto, la de caballeros cadetes, en un acto igualmente fuera de los parámetros religiosos. Lo otro es la ola de procesiones convertidas en un asunto de vialidad o negocio, menos de fe, pero esa es otra discusión.

Bien visto el asunto, lo que vimos en el desfile de marras, es una performance artística que logró y de qué manera, su objetivo. Medio mundo habla de la vulva o vagina y eso es positivo en un país falócrata, que tiene en unos cuantos monumentos, homenajes al pene mal disimulados como el obelisco, o el falo frente al banco en una llamada Plaza de la República, y otros del mismo estilo. En verdad que lo que hace falta es que la representación de la vulva en un desfile de mujeres, deje de ser un asunto de doble moral o de fundamentalismo religioso. No es falta de respeto, es exigencia de respeto por la vida de las mujeres y sus derechos, nada más.

En otra perspectiva, la anatomía de la vulva o vagina y todo el escándalo generado, debería ser con la visión didáctica adecuada, una clase obligatoria en todas las escuelas de hombres, mujeres, mixtas, para que este tipo de falsos debates se aborden de manera científica, educativa, alejada de prejuicios y de golpes de pecho. Agrego, debería ser motivo de una conferencia magistral para diputados y otros funcionarios públicos para que hablen con propiedad sobre un tema de anatomía.

Parece que sería un momento para retomar el debate sobre la educación sexual de la niñez guatemalteca, de impulsar una campaña antifalocracia y demostrar que en este país estamos con el deseo de salir en el tema de la sexualidad del siglo XIX. Que ya hubo a nivel mundial una revolución sexual en el siglo pasado alrededor de los años sesenta, y globalizados como estamos, dar pasos firmes en dirección a una visión más moderna del tema del cuerpo humano, libre de prejuicios y  de tabús.

Etiquetas: