Lunes 22 DE Julio DE 2019
Opinión

“El Fantasma” los quemó

Fecha de publicación: 07-03-18
Por: Jose Rubén Zamora

Pasaron a velocidad de vértigo los 15 minutos de poder de la promoción 108, y más corriendo que andando salieron por la cocina del Olimpo. Cano Zamora fue defenestrado sin miramientos, no obstante, gracias a la relación estrecha con Jimmy Morales era el mero tatascán del Ejército y mantenía en jaque al propio ministro de la Defensa, Ralda.

Junto a Cano Zamora (que en octubre del año pasado ya ejercía como ministro de facto) cayeron de sus comandancias, sin paracaídas, los oficiales de la 108: los coroneles Fernando Álvarez Aguilar, comandante de la Brigada de Operaciones de Selva; Efraín López Polanco, comandante de la Sexta Brigada de Infantería; Jesús Cifuentes Monterroso, que se desempeñaba como director de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa Nacional; Edwin de León Ruano quien fungía como director general administrativo del Estado Mayor de  la Defensa Nacional. El general Nelson Tun Cortez fue cesado del estratégico puesto de la Guardia Presidencial y pasó a la Brigada de Operaciones de Selva.

Solo queda en el patíbulo el general Erick Melgar Padilla (con quien Cano Zamora había limado asperezas y fraguado una alianza); en pocos días este encontrará el camino inevitable al talamaco. Es decir, a la promoción de Byron Lima, Estuardo Galdámez, Luis Magaña Franco, Edy Fisher Arbizú, Byron Manuel Santos Galindo, Héctor Florentino Rodríguez Heredia, Francisco Estuardo Arana –supuesto responsable del robo en efectivo más grande del mundo (US$8.3 millones) que tuvo lugar en el aeropuerto La Aurora en 2006–, aunque en realidad participaron todos los altos mandos de la seguridad del Estado y Allan Leonel Castro Alvarado, entre otras alhajas, les llegó su Apocalipsis: el Fantasma Marlon Monroy, extraditado a USA los quemó debido a sus vínculos con el trasiego de polvo blanco que no es harina.