Lunes 20 DE Mayo DE 2019
Opinión

Resolución sobre acontecimientos en Venezuela

Fecha de publicación: 27-02-18
— editorial

El pasado viernes, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en relación a los últimos acontecimientos en Venezuela, con 19 votos a favor, 6 en contra, 7 abstenciones y 2 ausencias, dictó la siguiente resolución:

“CONSIDERANDO que el anuncio del Gobierno venezolano de adelantar las elecciones presidenciales al 22 de abril de 2018 imposibilita la realización de elecciones democráticas, transparentes y creíbles de conformidad con las normas internacionales, y contradice los principios democráticos y la buena fe. TOMANDO NOTA del informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “Institucionalidad democrática, Estado de derecho y derechos humanos en Venezuela”, publicado el 12 de Febrero de 2018, que da cuenta de la crisis política, económica, social y humanitaria en ese país. RECONOCIENDO que un proceso electoral libre y justo es fundamental para resolver de manera pacífica y democrática la actual crisis, y el único camino posible para la vigencia del Estado de Derecho en Venezuela. RESUELVE: 1. Exhortar al Gobierno de Venezuela a que reconsidere la convocatoria de las elecciones presidenciales y presente un nuevo calendario electoral que haga posible la realización de elecciones con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble, que incluya la participación de todos los partidos y actores políticos venezolanos sin proscritos de ninguna clase, observadores internacionales independientes, acceso libre e igualitario a los medios de comunicación, y con un Consejo Nacional Electoral cuya composición garantice su independencia y autonomía y que goce de la confianza de todos los actores políticos. 2. Solicitar al Gobierno de Venezuela que implemente las medidas necesarias para evitar el agravamiento de la situación humanitaria, incluida la aceptación de la asistencia ofrecida por la comunidad internacional. 3. Mantenerse atento a la situación en Venezuela y reiterar su voluntad de apoyar medidas que permitan el retorno al orden democrático y la paz social a través del ejercicio efectivo de la democracia, el respeto a los derechos humanos y la plena vigencia del Estado de derecho en el marco de las disposiciones de la Constitución de Venezuela y en consonancia con sus obligaciones y compromisos internacionales”.

Votaron a favor de dicha resolución Argentina, Colombia, EE. UU., Canadá, Chile, Uruguay, Brasil, Perú, México, Costa Rica, Paraguay, Honduras, Jamaica, Guyana, Guatemala, Barbados, Bahamas y Santa Lucía. Los países que votaron en contra fueron Suriname, San Vicente y Granadina, Bolivia, Dominica y Venezuela. Se abstuvieron Saint Kitts y Nevis, Ecuador, Belice, El Salvador, Haití, Nicaragua, República Dominicana y Trinidad y Tobago. Antigua y Barbuda y Grenada, estuvieron ausentes en la reunión.

En todo caso, cabe advertir que dicha resolución del Consejo Permanente de la OEA es la primera que condena la situación económica, social y política imperante en Venezuela, bajo el régimen chavista de Nicolás Maduro. Esta resolución es el primer paso hacia la aplicación a Venezuela de los mandatos de la Carta Democrática Interamericana de la OEA.