Jueves 18 DE Abril DE 2019
Opinión

Éxodo venezolano

— editorial

La catástrofe humanitaria en Venezuela está desbordándose a niveles insospechados. Sin duda, la emigración masiva de venezolanos refleja elocuentemente la profunda crisis económica, social y política en que está sumida la sociedad venezolana. Se estima que más de 4 millones de venezolanos han abandonado su país, en busca de mejores condiciones de vida. Según últimos sondeos de opinión, el 40 por ciento de los venezolanos quisiera huir del régimen chavista de Nicolás Maduro, que ha llevado al país a la hiperinflación, al desplome de la producción petrolera, a una contracción económica imparable, a un endeudamiento público impagable y, en fin, a un verdadero desastre en todos los órdenes.

El saqueo de los fondos públicos ha sido salvaje. Los multimillonarios depósitos contaminados en bancos internacionales son la prueba de la malversación, el peculado, el fraude, el soborno y el enriquecimiento ilícito.

El gobierno colombiano ha decretado un permanente estado de emergencia ante el ingreso masivo de venezolanos a través de la frontera que linda entre Colombia y Venezuela.

Por su parte, el régimen de Maduro endurece la represión contra disidentes y opositores. Ahora bien, la investigación que lleva a cabo la fiscalía de la Corte Penal Internacional contra el chavismo ya comienza a arrojar luces sobre los vejámenes y atrocidades que se cometen en las cárceles chavistas.

Asimismo, el régimen de Maduro sigue avanzando en su andadura hacia el totalitarismo estalinista. El año pasado instaló una asamblea constituyente de tipo soviético, que vino a sustituir a la Asamblea Nacional y a colocarse como un supra poder. Además, montó manipulados procesos electorales regionales y municipales.

Este año, el régimen chavista ha anunciado que celebrará elecciones presidenciales el 22 de abril (calificadas como narco fraude por la dirigente opositora María Corina Machado, quien lidera los sondeos de opinión en el bando opositor), a las cuales ha invitado a la oposición política, cuyos principales líderes han sido desautorizados de entrada a postularse como presidenciables, con la presunta mediación del expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que no ha tenido éxito hasta la fecha. No obstante, todo el mundo sabe que no existen garantías mínimas para participar en dichos comicios.

Los gobiernos de EE. UU. y la Unión Europea han sancionado con la “muerte financiera” a decenas de funcionarios y exfuncionarios civiles y militares del régimen chavista. Sin embargo, estas medidas no han perturbado al chavismo. Por el contrario, el régimen de Maduro ha acometido, con más fuerza, la implantación del denominado Socialismo del Siglo XXI.

El régimen de Maduro se asienta sobre las fuerzas armadas, que, a pesar de las caóticas condiciones de vida de los venezolanos, se mantienen leales a la dirigencia chavista. Se especula en torno a un “embargo petrolero” por parte del gobierno estadounidense.

Mientras tanto, Maduro, con ironía, afirma: “Es muy grave el problema de la migración de refugiados colombianos hacia Venezuela, es muy grave”. ¡Qué tal!

Etiquetas: