Miércoles 23 DE Octubre DE 2019
Opinión

Programa de protección de periodistas

Fecha de publicación: 09-02-18
Por: editorial

Que en diciembre de 2013 la Asamblea General de la ONU adoptó la primera resolución relativa a la seguridad de los periodistas, comunicadores y medios de comunicación social, así como la cuestión de la impunidad por la comisión de delitos y faltas contra el ejercicio de la libertad de expresión de ideas, en la que se condena todo tipo de ataques en contra de los trabajadores de los medios de comunicación, e instó a los Estados a tomar medidas concretas para prevenir las acciones violentas en contra de los miembros de la prensa, a garantizar que los responsables de estos ataques sean llevados ante la justicia y que sus víctimas reciban una reparación; y, asimismo, durante el Examen Periódico Universal que Guatemala debió pasar en el año 2012, en Ginebra, Suiza, el representante del Estado de Guatemala contrajo el “compromiso voluntario” de impulsar un programa de protección de periodistas, comunicadores y medios de comunicación social, mecanismo recomendado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a los Estados, debido al riesgo que corren en el ejercicio de la libertad de expresión de ideas.

Por consiguiente, el gobierno, a través del Ministerio de Gobernación, debe emitir un Programa de Protección a Periodistas, Comunicadores y Medios de Comunicación Social, como un mecanismo de protección a favor de las personas individuales que ejercen la profesión de periodistas y comunicadores, así como de los medios de comunicación social, que permita garantizarles las condiciones necesarias para desarrollar sus actividades profesionales o mediáticas en un contexto de tranquilidad y plena libertad.

Dicho Programa deberá orientarse hacia garantizar la vida, la integridad personal, la libertad de acción y la seguridad de los periodistas, comunicadores y medios de comunicación social, así como asegurar la protección de los instrumentos de trabajo, talleres, equipo, maquinaria y enseres de los periodistas, comunicadores y medios de comunicación social, en el territorio de la República de Guatemala.

Asimismo, el referido Programa deberá contener, entre otros, los siguientes mecanismos de protección: (i) Capacitación de funcionarios y empleados sobre la normativa nacional e internacional que garantiza el ejercicio de la libertad de pensamiento y expresión;

(ii) Monitoreo, registro, seguimiento e investigación de presiones, intimidaciones, censuras, ataques y agresiones contra periodistas, comunicadores y medios de comunicación; (iii) Otorgar medidas de seguridad para los periodistas, comunicadores y medios de comunicación que se encontraren hostigados o acosados; y (iv) Denunciar ante el Ministerio Público o tribunales de justicia los hechos punibles contra periodistas, comunicadores y medios de comunicación social de los que se tuviere conocimiento.

En todo caso, cabe señalar que el Presidente Jimmy Morales se comprometió ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en febrero del año pasado, a emitir el Programa de Protección a Periodistas, Comunicadores y Medios de Comunicación Social, extremo que también fue avalado por el Vicepresidente Jafeth Cabrera. No obstante, a la fecha, el Ministerio de Gobernación no ha refrendado la decisión presidencial, por razones ignoradas.