Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Opinión

El reto ciudadano para el 2018

En un abrir y cerrar de ojos, se nos fue un año más. Hoy estamos a un par de días de cerrar el 2017 y darle la bienvenida al 2018. ¿Qué mejor manera de arrancar el año con el pie derecho?

— Salvador Paiz
Más noticias que te pueden interesar

Soy de las personas que les gusta trazarse metas, escribirlas para tenerlas presentes y trabajar día a día para acercarse un poco más a ellas. En estos últimos días he reflexionado sobre lo que nos deja el 2017, lo bueno, lo malo y, sobretodo, lo que podemos mejorar y cambiar. Muchas veces escuchamos que tenemos que pasar de quejarnos a actuar, pero no sabemos cómo. A continuación les propongo cinco acciones que están a nuestro alcance y que, a la vez, construyen un mejor país al fomentar una cultura de legalidad.

Sacar o renovar la licencia.

La licencia de conducir es el único documento que faculta a las personas para operar un automotor en la vía pública. Eso significa que, si nuestra licencia está vencida o si ni siquiera tenemos, no podemos conducir. Así de sencillo. Recordemos que si nos involucramos en un hecho de tránsito con la licencia vencida, aunque no hayamos tenido la culpa, perdemos todos nuestros derechos, además de que se complica el tema de daños, cobertura de seguros, etcétera. Ambos trámites, primera emisión o renovación, no son complicados ni engorrosos, pero requieren de nuestra organización para poder realizarlos sin mayor contratiempo. Sea cual sea su caso, los animo a que investiguen sobre la papelería que necesitan y, ¿por qué no? hacer la gestión en los primeros días del 2018, ¿se animan?

Respetar las señales de tránsito.

Todos hemos sido víctimas de las interminables colas en el tráfico. Pero lo que no nos damos cuenta es que, la mayoría de las veces, somos nosotros mismos los que ocasionamos ese caos vial. ¿Por qué? Porque no respetamos las señales de tránsito. Este 2018 los invito a asumir el compromiso de no bloquear intersecciones, respetar las señales de alto, los semáforos y, especialmente, las instrucciones de los policías de tránsito. Si todos podemos cumplir con ese compromiso, estoy seguro que el gran problema del tráfico disminuirá enormemente.

Pagar multas de tránsito.

Sea cual sea la razón (porque estamos circulando con la licencia vencida, porque nos pasamos un semáforo en rojo o porque no tenemos puesto el cinturón de seguridad) nos conviene pagar a tiempo las multas de tránsito.

Podríamos gozar de algún tipo de exoneración y además nos ahorramos cualquier tipo de mora o inconveniente con algún trámite futuro. ¿A cuántos de ustedes no les ha pasado que quieren vender su carro, pagar la calcomanía, renovar su licencia y no pueden porque tienen alguna multa pendiente? Anticipémonos a esos problemas y ahorrémonos moras adicionales que puedan incurrirse.

Facturar nuestros servicios.

Para aquellos que proveen servicios u operan su propio negocio, es una obligación presentar facturas en el momento que se ofrece tal bien o servicio. Es importante que toda transacción de negocios se respalde con una factura debidamente registrada y autorizada por la SAT. Para ello, si ya contamos con facturas, debemos actualizar nuestros datos en la SAT o, si no tenemos, debemos tramitar el correspondiente documento fiscal. Recordemos que prestar facturas es fraude fiscal y no dar factura es evasión fiscal. Este 2018 los reto a poner en orden su facturación, no solo para tener un mejor control de nuestra papelería, sino también para contribuir al erario público como se debe.

Pagar multas y omisos en la SAT.

Yo sé que llevar a cabo los trámites de la SAT puede ser intimidante. Por eso mismo, muchas veces, no pagamos a tiempo nuestros impuestos. ¿Qué mejor manera de empezar el año saliendo de esa lista de omisos o morosos? Consultemos en el portal de la SAT nuestro status con nuestro NIT y paguemos nuestras deudas (en este enlace: https://portal.sat.gob.gt/portal/consulta-omisos-morosos/). Este año que está a punto de comenzar, asesorémonos bien para poder tener nuestras cuentas en orden. No nos compliquemos la vida, estos trámites son más fáciles de lo que parecen. Pagar impuestos nos beneficia a todos.

Esta es una lista muy corta pero juntos podemos complementarla y mejorarla. ¿Qué otras ideas tienen? ¿Qué otros compromisos deberíamos de asumir como ciudadanos para construir un mejor país? Los invito a comentar sobre qué resoluciones van a proponerse este 2018 y a que compartamos cómo vamos avanzando, ya sea en mi blog o en mis redes sociales. Escríbanme. Cada día que pasa tenemos la oportunidad de mejorar el mundo que nos rodea. No se trata de llevar a cabo grandes hazañas, se trata de conseguir pequeñas victorias que nos ayuden a ser mejores ciudadanos y, de esta manera, construir un mejor país. ¿Qué dicen? ¿Se apuntan?

www.salvadorpaiz.com

Etiquetas: