Viernes 20 DE Julio DE 2018
Opinión

La cuestión israelí y nuestro cardamomo

Hablar de cardamomo es hablar de la ruralidad guatemalteca, especialmente afincada en las verapaces, parte de Ixcán, sur de Petén e Izabal.

— Edgar Balsells
Más noticias que te pueden interesar

El pasado 25 de diciembre amanecimos con titulares portando el nombre de nuestro país en los principales medios informativos mundiales. The New York Times reveló que Guatemala será el primer país en mover su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, haciendo eco de las declaraciones navideñas del propio presidente Jimmy Morales, quien a la usanza de Trump lo anunció en las redes sociales, concretamente en su cuenta oficial de Facebook.

El polémico presidente nuestro, asevera la fuente, se ha visto persuadido y motivado, seguido de una plática con el primer ministro Benjamin Netanyahu, haciendo eco de las excelentes relaciones que nos unen con tal país desde tiempos de la postguerra. El TNYT añade que hay un consenso internacional que el estatus de Jerusalén no está resuelto y es una parte fundamental del actual conflicto palestino-israelí, que ha sido parte de una contundente respuesta de apoyo a Palestina en reciente votación en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que adoptó una Resolución condenando la acción unilateral de los Estados Unidos y que recibió el masivo respaldo de la comunidad internacional, siendo además que son verdaderamente extraños y exóticos los países que apoyaron a los Estados Unidos, y que son casualmente los mismos que mantienen las escasas relaciones de apoyo internacional a Taiwán, frente a la China Continental.

El tema se convirtió en tendencia ese mismo día, al punto que en la miríada de usuarios internacionales de las redes el nombre “Guatemala”, dio lugar a muchas conjeturas, siendo muy despectivas las que lógicamente vienen del mundo árabe en donde nuestra posición geográfica y cultura son desconocidas, y para los más versados somos más que todo, junto a Honduras, comparsas del gran juego internacional de la actual política exterior norteamericana.

Pero hay, sin lugar a dudas un factor interno que catapulta una decisión como la comentada en un país en donde la cúpula de la clase política tradicional y sus bases de sustento están siendo movidas por el fundamentalismo religioso, al punto que cuando se oyen los programas de las grandes iglesias a las que asisten los diferentes estratos de fieles renovados, se habla más de la geografía allende el Mar Muerto que de los Cuchumatanes o la Sierra de las Minas, al punto que miles de chapines mastican mejor la historia del Rey David que la Patria del Criollo.

Hay mucha tela que cortar en esto, pero nos interesa la variable económica y del empleo, y tiene que ver con una palabra que pareciera no ha sido tomada en cuenta en tan chata e inoportuna decisión: Cardamomo.

De acuerdo a la última información del Banco de Guatemala el valor exportado de cardamomo es mayor a los US$200 millones, teniendo actualmente un precio medio de US$360 el quintal, siendo además el único producto de exportación mundial en el que Guatemala ocupa nada más y nada menos que la primera posición, y en donde los principales compradores del producto son Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bangladesh, Jordania, Irak y Siria. Además, bien se sabe que deben afianzarse adecuados mecanismos de coordinación y de cooperación con la India, inmenso país que es el principal consumidor mundial de esta fina especie, introducida a Guatemala desde hace más de cien años.

Hablar de cardamomo es hablar de la ruralidad guatemalteca, especialmente afincada en las verapaces, parte de Ixcán, sur de Petén e Izabal, en donde la lógica del modelo productivo es parecida a la del café, pero con la particularidad que agrupa a cerca de 300 mil pequeños productores, siendo que de acuerdo con fuentes consultadas con amigos de las verapaces, la producción actual guatemalteca es cercana a las 35 mil toneladas. Qué tal.

Con tales datos talvez debieran repensarse los obsoletos fundamentalismos religiosos. ¿No lo cree usted?