Domingo 17 DE Febrero DE 2019
Opinión

Decisiones basadas en datos (Parte II)

Los inversionistas van a preferir invertir en empresas cuya probabilidad de toma de decisiones exitosas sea mayor, y por tanto, esté basada en datos.

— Rafael Cisneros*
Más noticias que te pueden interesar

En el artículo anterior explicaba porqué las empresas que toman sus decisiones basándose en la mayor cantidad de datos posibles, están superando en crecimiento y rentabilidad a sus competidores que aún no inician sus procesos de transformación. Y es que el camino no es obvio.

Según IT Business Edge, las empresas usan solo un 12 por ciento de la información que tienen disponible. La principal barrera, curiosamente, no es la falta de digitalización en sus procesos, sino más bien la barrera cultural. A veces se supone que los empleados y ejecutivos tienen más conocimiento del uso y manejo de datos del que realmente tienen. Y para procesos de transformación tan profundos como el que supone gestionar por datos, el entrenamiento y formación del personal es un punto de partida fundamental.

Asimismo, es fundamental la recolección de la mayor cantidad de datos indistintamente de sus fuentes y características. Con los precios de almacenamiento y procesamiento en la nube tan económicos, no se justifica no recolectar todos los datos. Eso sí, debe definirse en toda organización una estrategia de obtención de datos, un modelo de depuración y aseguramiento de su calidad y seguridad, y finalmente un modelo de gobierno que permita democratizar y ampliar la disponibilidad de estos.

Una vez definida la estrategia de ingeniería de los datos, se debe complementar con la estrategia sobre cómo resolver los principales problemas de la organización, o bien mejorar los indicadores claves de gestión. Esto se logra incorporando y entrenando con mucha perseverancia a científicos de datos, que son capaces tanto de entender el negocio en sí, y de manipular e iterar sobre los datos a fin de obtener hallazgos o modelos predictivos con los que se puedan tomar decisiones. Los científicos de datos son hoy día de las profesiones más valoradas y cotizadas por las empresas, y son muy escasos debido a la formación integral que requieren.

En el futuro muy cercano, la “toma de decisiones” será de los procesos más obvios y simples en las organizaciones, dado que se contará con prácticamente toda la información y modelos predictivos que anticiparán las consecuencias de cada decisión. Los inversionistas van a preferir invertir en empresas cuya probabilidad de toma de decisiones exitosas sea mayor, y por tanto, esté basada en datos.

Emprender el proceso de transformación tanto digital como cultural de las empresas para la toma de decisiones basadas en datos, es un fascinante deber de sus altos ejecutivos.

*Director B2B Telefónica Centroamérica

Etiquetas: