Viernes 22 DE Noviembre DE 2019
Opinión

Día Internacional de las Montañas

Fecha de publicación: 11-12-17
Por: Editorial

Hoy, 11 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las Montañas, oficializado por la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU) al declarar el año 2002 como el Año Internacional de las Montañas.

El Día Internacional de las Montañas tiene su origen en el año 1992, cuando se adoptó el Capítulo 13 del Programa 21 “Ordenación de los Sistemas Frágiles: Desarrollo Sostenible de las Zonas de Montaña”, que marcó un punto de inflexión en la historia del desarrollo de las zonas de montaña durante la Conferencia de la ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) quedó como el organismo coordinador para la preparación y festejo de esta conmemoración, así como de dirigir su observancia a nivel mundial. El programa de ordenación de cuencas hidrográficas y montañas del Departamento Forestal es el responsable de coordinar este proceso internacional.

Las montañas ofrecen agua dulce, energía y alimentos, recursos que se tornarán escasos en las próximas décadas. No obstante, sus pobladores son muy pobres y sus hábitats extremadamente vulnerables de cara al cambio climático, la deforestación, la degradación de la tierra y los desastres naturales. En todo caso, un tercio de la población de los países en desarrollo que reside en las montañas sufre inseguridad alimentaria y se enfrenta a la pobreza y el aislamiento.

Sin duda, el gran desafío consiste en determinar nuevas opciones sostenibles que beneficien a las poblaciones de las montañas y de las bajuras, que ayuden a erradicar la pobreza sin degradar los frágiles ecosistemas montañosos.

Guatemala es un país de montañas: La Sierra de las Minas, la Montaña Las Nubes, Montaña del Mico, Montaña Morelia, Sierra Madre (Los Cuchumatanes), Sierra de Chinajá, Montaña de Chuacús, Montaña Mal País, Montaña Loma Alta y Montaña Los Paxtes. En dichas montañas fluyen ríos y se forman bosques y lagos.

La protección de las montañas en el territorio nacional es esencial e imperativa para la existencia de la vida vegetal, animal y humana, por lo que debe velarse por que no se deforesten y degraden.

En ese sentido, la Constitución de Guatemala establece: “Se declara de urgencia  nacional y de interés social, la reforestación del país y la conservación de los bosques. La ley determinará la forma y requisitos para la explotación racional de los recursos forestales y su renovación, incluyendo las resinas, gomas, productos vegetales silvestres no cultivados y demás productos similares, y fomentará su industrialización. La explotación de todos estos recursos corresponderá exclusivamente a personas guatemaltecas, individuales o jurídicas. Los bosques y la vegetación en las riberas de los ríos y lagos, y en las cercanías de las fuentes de agua, gozarán de especial protección”.