Lunes 11 DE Diciembre DE 2017
Opinión

Palabras del Embajador del Japón, señor Tomohiko Furutani en la Recepción del Día Nacional de 2017

Más noticias que te pueden interesar

Muy buenas tardes. Sean todos bienvenidos a la Recepción del Día Nacional del Japón. El motivo de esta importante oportunidad es la celebración del natalicio de Su Majestad, el Emperador del Japón.

Tengo agrado de compartirles que este año, el día 23 de diciembre, Su Majestad, el Emperador Akihito, cumplirá 84 años, quien ha destacado por ser un símbolo de unidad del pueblo y ha construido un legado de modernización y progreso para Japón, junto con Su Majestad, la Emperatriz Michiko.

Recuerdo muy bien que sus Majestades me comentaron cuando me entregaron mis cartas credenciales, sobre su interés en la Civilización Maya de Guatemala, y que leyeron el Libro “Popol Vuh”, la publicación del autor guatemalteco Adrián Recinos.

Pronto arribará Su Majestad, el Emperador a sus 84 años, y coincidentemente se cumplirán 83 años, en febrero próximo, del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Guatemala y Japón. Considero que esta estrecha amistad entre ambas naciones ha venido profundizando y atesorando muy gratos acontecimientos año tras año, al igual que el transcurrir de los años de vida del Emperador Akihito.

Durante estos 83 años, Japón ha trabajado en estrecha colaboración con Guatemala en sus esfuerzos para atender los retos tanto en la educación, salud, nutrición, seguridad ciudadana, infraestructura, medio ambiente, manejo en caso de desastres naturales, entre otros. Seguimos entregando escuelas nuevas o remodeladas, y también trabajamos en capacitación para mejorar el  servicio médico y la nutrición materno-infantil.

Todos estos proyectos de amplia gama han tenido como objetivo apoyar cada uno de los esfuerzos de Guatemala en sus desafíos, por ejemplo para disminuir la brecha económica, o mejorar las situaciones precarias en las zonas rurales, y de tal manera progresar juntos. Asimismo, realizamos numerosas y diversas actividades, eventos culturales, e intercambios académicos para fomentar el entendimiento mutuo entre nuestras naciones.

Por cierto, considero que muchos de ustedes recordarán del impresionante logro obtenido por el señor Jorge Vega, el destacado y reconocido gimnasta guatemalteco, de haber alcanzado el quinto (5to.) lugar en el salto de caballo, en el Campeonato Mundial de Gimnasia celebrado en Montreal, Canadá, el pasado mes de octubre. El señor Vega entrenó durante un mes con la Selección Nacional de Gimnasia japonesa en 2015, por lo que esperamos haber aportado de alguna manera al excelente resultado obtenido por el señor Vega.

En el año 2020, la capital japonesa Tokio será la anfitriona de los juegos olímpicos y

paralímpicos de verano.

En miras a esa competencia mundial, el trabajo conjunto ya ha iniciado. Bajo el lema de “Sport for Tomorrow” “Deporte para mañana”, se firmó un convenio de colaboración entre los comités olímpicos de Japón y Guatemala, y se han realizado varios intercambios en el ámbito deportivo. Anhelamos recibir más atletas guatemaltecos en las Olimpiadas en Tokio.

Asimismo, tenemos más proyectos novedosos.

Uno de ellos es la televisión digital. En 2013, Guatemala tomó la decisión de optar por el sistema de televisión digital terrestre japonés-brasileño, y nuestra Embajada y JICA, Agencia de Cooperación Internacional del Japón, están trabajando para agilizar el proceso de implementación de la televisión digital en este país, junto con el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, y la Superintendencia de Telecomunicaciones.

Otra noticia de gran relevancia fue anunciada recientemente por la Universidad del Valle de Guatemala, sobre el primer satélite diseñado y producido en Guatemala, por esa prestigiosa casa de estudios. Este satélite, entre varios y poderosos postulantes a nivel internacional, fue seleccionado como ganador en una competencia del proyecto financiado por las Naciones Unidas y mi país, para ser lanzado al espacio desde el módulo japonés en la Estación Espacial Internacional en el año 2019.

Estoy sumamente complacido por esta maravillosa noticia, que significa el inicio de una relación aún más estrecha de cooperación entre nuestros pueblos. Y estoy seguro de que este proyecto dará nuevas expectativas y esperanza a muchos guatemaltecos, especialmente a los jóvenes y niños de esta nación.

Antes de finalizar, me permito comentarles que esta tarde, hemos preparado un menú especial y distinto.

La comida japonesa llamada “Washoku” fue registrada como Patrimonio cultural Intangible por la UNESCO en 2013, por su larga historia, su equilibrada dieta y su amplia variación.

Aunque lamento no poder ofrecerles todas las variedades de “Washoku”, hoy les preparamos con mucho orgullo algunos platos con los mejores materiales que tenemos en Japón. La carne de res japonesa, arroz japonés, y sake, vino de arroz, todos importados directamente desde Japón para esta ocasión.

Ustedes encontrarán unas bolitas de arroz en el stand de la comida japonesa aquí al lado. Pero no se sorprendan que no tengan pescado encima. Ya que este es uno de los platos más familiares y populares en Japón. Espero que disfruten de probar el exquisito sabor del arroz auténtico japonés.

Al concluir, deseo expresar que Japón está en la mejor disposición de trabajar conjuntamente con el pueblo de Guatemala. Considero que Guatemala está atravesando momentos difíciles. Espero que nuestros trabajos contribuyan proactivamente a los esfuerzos que realizan los distintos sectores nacionales e internacionales y que coadyuven de alguna manera para atender los desafíos actuales.

Esperando seguir contando con su apoyo y colaboración de todos ustedes para el próximo año, aprovecho para reiterar mis más sinceros agradecimientos por acompañarnos en esta importante celebración.

Muchas gracias.